Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Unidades de cuidados especiales

Por Oren Traub, MD, PhD

Las personas que requieren una atención médica específica pueden estar ingresados en unidades de cuidados especiales.

Tipos de unidades

La unidad de cuidados intensivos (UCI) proporciona atención en aquellos casos especialmente graves. Entre ellos están los que tienen un fracaso agudo de un órgano específico, como el hígado, los pulmones (necesitando asistencia para respirar) o los riñones (requiriendo diálisis). También suelen ingresar en una UCI las personas en choque (shock), las que tienen una infección grave o a las que se les ha realizado una cirugía importante. Los grandes hospitales pueden tener una unidad especial de cuidados intensivos pediátricos (UCIP) para los niños.

Las unidades de cuidados coronarios acogen a los pacientes que tienen o han tenido un infarto o que tengan un ritmo cardíaco anómalo (arritmia), insuficiencia cardíaca u otro problema cardíaco grave.

Las unidades de cuidados intensivos y de cuidados coronarios están equipadas para dar soporte y monitorizar las funciones vitales de forma continua. Entre tal equipamiento se incluyen:

  • Un monitor cardíaco es una máquina que controla la frecuencia y el ritmo cardíacos (electrocardiografía, o ECG), la presión arterial y la frecuencia respiratoria. El monitor está conectado al paciente por varias líneas o cables.

  • Un catéter flexible introducido en una vena (vía intravenosa central) que se utiliza para la administración de fármacos, fluidos y, en ocasiones, nutrientes.

  • Se dispone de ventiladores mecánicos para ayudar a la respiración y de desfibriladores para restaurar el ritmo cardíaco normal.

Dado que los pacientes ingresados en estas unidades requieren más cuidados que los habituales, están dotados de más personal para brindar atención. El horario de visita y las normas son más estrictos en estas unidades.

Las unidades de telemetría cardiaca están destinadas a los pacientes que requieren monitorización cardíaca, pero que no están lo suficientemente enfermos como para requerir una monitorización intensiva en una UCI o en una unidad de cuidados coronarios. Los monitores cardíacos utilizados en estas unidades suelen transmitir información de forma inalámbrica para que al paciente le sea más fácil caminar y usar el baño.

Las unidades de cuidados intermedios son un tipo de unidad de cuidados intensivos para las personas que están demasiado graves para ir a la zona de hospitalización común, pero más estables que las que requieren una UCI. No todos los hospitales tienen estas unidades.

Aislamiento

El aislamiento se utiliza para evitar que el paciente infecte a otras personas. El aislamiento puede ser:

  • Completo (cuando se puede transmitir una enfermedad a través del aire), que exige que el personal del hospital utilice mascarilla, bata y guantes al entrar en la habitación del paciente

  • Incompleto (cuando la enfermedad se transmite solo por contacto con la piel, la sangre o las heces), que solo requiere que los miembros del personal utilicen una bata y guantes.

El aislamiento inverso se utiliza para prevenir que el paciente sea infectado por otras personas. Este es necesario cuando el sistema inmunitario del paciente no funciona bien, por ejemplo, después de un trasplante de médula ósea.

Cada tipo de aislamiento puede consistir en lo siguiente:

  • El paciente ingresa en una habitación individual.

  • Cualquier persona que entra en la habitación debe usar el equipo de protección descrito anteriormente.

  • El aire de la habitación puede ser filtrado.

  • Las visitas se limitan generalmente a los familiares más cercanos.

  • Los niños pequeños y las personas con un sistema inmunitario debilitado no deben visitar a alguien con una infección contagiosa.

  • Las personas con una infección contagiosa (aunque sólo sea un resfriado común) no deben visitar a los pacientes ingresados, especialmente si el paciente tiene un aislamiento inverso.