Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Coenzima Q10 (ubiquinona)

Por Ara DerMarderosian, PhD, Professor of Pharmacognosy and Medicinal Chemistry, Roth Chair of Natural Products, Scientific Director, Complementary and Alternative Medicine Institute, University of the Sciences in Philadelphia

La coenzima Q10 (ubiquinona) es una enzima que se produce de manera natural en el cuerpo. Participa en los procesos de control de la energía celular y tiene un efecto antioxidante. Los antioxidantes protegen a las células del daño producido por los radicales libres, que son subproductos de la actividad normal de las células muy activos desde el punto de vista químico. Los niveles de la coenzima Q10 parecen ser menores en las personas de edad avanzada y en las que padecen enfermedades crónicas, como trastornos cardíacos, cáncer, enfermedad de Parkinson, diabetes, infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o sida y distrofias musculares. Sin embargo, no se sabe si los bajos niveles de la coenzima Q10 contribuyen a la aparición de estos trastornos.

Indicaciones medicinales

Está en estudio el uso de la coenzima Q10 en personas con insuficiencia cardíaca y trastornos neurológicos degenerativos, como la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Huntington y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Puede proporcionar algún alivio a las personas que presentan dolores musculares causados por ciertos medicamentos que disminuyen los niveles de lípidos en la sangre (estatinas). La coenzima Q10 también puede contribuir a proteger el corazón contra los efectos tóxicos de ciertos fármacos antineoplásicos (quimioterápicos) (como la doxorubicina y la daunorubicina). Aunque algunas investigaciones preliminares sugieren que la coenzima Q10 puede ser útil en el tratamiento de estos trastornos, los resultados no están claros y se necesitan más estudios.

Posibles efectos secundarios

La coenzima Q10 puede disminuir la respuesta ante el fármaco anticoagulante warfarina o acenocumarol, que previene los coágulos de sangre. Los efectos secundarios son poco frecuentes, pero algunas personas presentan síntomas digestivos, como dolor abdominal, náuseas, ardor de estómago, diarrea y vómitos, y síntomas del sistema nervioso central, como mareos, fotosensibilidad, irritabilidad y cefalea (jaqueca/dolor de cabeza). Otros efectos secundarios son picor en la piel (prurito), erupción cutánea, pérdida de apetito, fatiga y síntomas gripales. La coenzima Q10 no está recomendada para personas que hacen ejercicio enérgico.