Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Intolerancia ambiental idiopática

(Sensibilidad química múltiple)

Por Donald W. Black, MD, Vice Chair for Education, Department of Psychiatry, University of Iowa, Roy J. and Lucille A. Carver College of Medicine

La intolerancia ambiental idiopática parece desencadenarse por una exposición a niveles bajos de múltiples sustancias, tanto identificables como no identificables, que se encuentran de manera habitual en el ambiente.

  • Los síntomas pueden ser frecuencia cardíaca rápida, dolor torácico, dificultad respiratoria, fatiga, sofocos y mareos.

  • Se pueden llevar a cabo pruebas para descartar trastornos alérgicos como causas de los síntomas.

  • El tratamiento puede consistir en psicoterapia, evitar ciertas sustancias o ambas cosas.

La intolerancia ambiental idiopática se define generalmente como el desarrollo de múltiples síntomas que se atribuyen a la exposición a diversas sustancias químicas identificables o no identificables (inhaladas, por contacto, o ingeridas) en una persona que no tiene ninguna disfunción orgánica detectable o anomalías físicas relacionadas.

La intolerancia ambiental idiopática es más frecuente entre las mujeres que entre los hombres. Además, un 40% de las personas con síndrome de fatiga crónica (ver Síndrome de fatiga crónica) y un 16% de las que sufren fibromialgia (ver Fibromialgia) también sufren intolerancia ambiental idiopática.

Algunos médicos consideran que la intolerancia ambiental idiopática tiene una causa psicológica, probablemente un tipo de trastorno somatomorfo (ver Trastorno somatomorfo) o un trastorno de ansiedad similar a la agorafobia (miedo a los espacios abiertos) o a un ataque de pánico (ver Crisis de angustia y trastorno de angustia). Otros creen que el trastorno puede ser un tipo de reacción alérgica (ver Reacciones alérgicas y otros trastornos de hipersensibilidad). Se pueden producir diversos cambios en el sistema inmunitario (aunque es poco frecuente) que apoyan la idea de una reacción alérgica en algunas personas. Sin embargo, no existe un patrón consistente de dichas alteraciones en las personas que tienen este síndrome, y la causa sigue siendo desconocida.

Síntomas

Algunas personas comienzan a tener síntomas después de una única exposición a niveles elevados de varias sustancias tóxicas. Estas personas pueden atribuir sus síntomas a la exposición a estas sustancias, pero normalmente no hay pruebas al respecto.

Los síntomas son taquicardia, dolor torácico, sudoración, dificultad respiratoria, fatiga, enrojecimiento facial, vértigo, náuseas, ahogo, temblor, hormigueo, tos, ronquera y dificultad para la concentración.

Diagnóstico

Se sospecha una intolerancia ambiental idiopática si los síntomas:

  • Vuelven a aparecer después de una exposición repetida a la sustancia química

  • Se repiten después de una exposición a concentraciones muy inferiores a las que se toleraban previamente, o que son habitualmente toleradas por otros

  • Remiten cuando la persona deja de exponerse al ambiente causal

  • Aparecen en respuesta a una amplia variedad de sustancias químicas no relacionadas

Si los síntomas de una persona son sugestivos de que existe una intolerancia ambiental idiopática, los médicos tratan de identificar las posibles causas de los síntomas, incluyendo otros trastornos. Por ejemplo, los síntomas podrían estar causados por enfermedades relacionadas con los edificios (como el síndrome del edificio enfermover Enfermedades relacionadas con los edificios), los trastornos alérgicos, algunos trastornos autoinmunitarios, o los trastornos psicológicos. Dependiendo de los síntomas y de los hallazgos durante la exploración, puede ser útil realizar pruebas o evaluaciones adicionales. Por ejemplo, se pueden hacer pruebas sanguíneas y prick test para diagnosticar trastornos alérgicos, o si la depresión o la ansiedad parecen posibles, puede ser útil una evaluación por un psiquiatra.

Tratamiento

La persona afectada puede intentar evitar las sustancias tóxicas que considere que le están causando los síntomas. Sin embargo pueden ser difíciles de evitar debido a la presencia generalizada de muchas de ellas. Además, las sustancias que se evitan pueden no ser la verdadera causa de los síntomas, por lo que la evitación pueden ser ineficaz. La persona debe evitar permanecer demasiado aislada socialmente. La psicoterapia puede a veces ser útil, permitiendo al sujeto hacer frente a sus síntomas y mejorar su calidad de vida.

Recursos en este artículo