Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a los miembros protésicos

Por Erik Schaffer, CP, President, A Step Ahead Prosthetics, Hicksville, NY

Una prótesis es un dispositivo artificial que reemplaza una parte del cuerpo que falta.

La falta de un miembro o su amputación puede ser consecuencia de un trastorno vascular (como ateroesclerosis o daños causados por la diabetes), un cáncer, una lesión (como en un accidente de vehículo de motor o durante el combate) o un defecto de nacimiento. En Estados Unidos, la incidencia de las amputaciones es muy baja, con un porcentaje ligeramente inferior al 0,5% de la población. Sin embargo, es probable que este porcentaje aumente en los próximos años dada la generalización de la ateroesclerosis, la diabetes y la obesidad. Esta última aumenta la vulnerabilidad a la ateroesclerosis y la diabetes y por lo tanto puede contribuir a un aumento de las amputaciones.

La amputación puede afectar un miembro entero o solo parte de este. Una amputación de miembros inferiores puede afectar un dedo del pie, un pie, una parte de la pierna por debajo o por encima de la rodilla o bien la pierna entera (hasta la cadera). La amputación puede incluso extenderse por encima de la cadera. Una amputación de miembros superiores puede afectar uno o más dedos de la mano, una mano, parte del brazo por debajo o por encima del codo o todo un brazo (hasta el hombro).

Si falta una parte del cuerpo, a menudo se recomienda el uso de un dispositivo artificial (prótesis) para reemplazarla. Una prótesis debe permitir al usuario realizar, como mínimo, las actividades cotidianas (como caminar, comer y vestirse) de forma independiente y cómoda. Sin embargo, idealmente, una prótesis permite al usuario funcionar tan bien o casi tan bien como antes de la amputación. Dado que la tecnología ha mejorado mucho en la última década, se comercializan prótesis mucho mejores, más funcionales y más confortables. Si la persona que lleva una prótesis está altamente motivada y por lo demás sana, puede lograr muchas hazañas extraordinarias. Por ejemplo, algunas personas hacen paracaidismo, escalan montañas, corren maratones, completan pruebas de triatlón, participan plenamente en actividades deportivas o regresan a los trabajos más exigentes o al servicio activo en el ejército. Se puede afirmar que viven la vida sin limitaciones. Y tanto si la persona usa una prótesis solo para las actividades en el hogar o para un maratón, puede proporcionarle grandes beneficios psicológicos.

El hecho de que una prótesis permita al usuario funcionar bien depende de muchos factores:

  • El ajuste de la prótesis

  • El tipo de prótesis escogido

  • Los objetivos del usuario, su estado de salud, su edad y su estado de ánimo

El éxito es más probable cuando el protésico y el usuario trabajan juntos para determinar el mejor ajuste posible y el tipo de prótesis más adecuado. El protésico es un experto que diseña, construye y ajusta una prótesis y orienta o instruye sobre cómo usarla. Además, si el usuario está motivado, la probabilidad de éxito a largo plazo aumenta.