Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Tomografía computarizada (TC)

Por Hakan Ilaslan, MD, Associate Professor of Radiology;Staff Radiologist, Cleveland Clinic Lerner College of Medicine at Case Western Reserve University;Imaging Institute, Diagnostic Radiology

En la tomografía computarizada (TC), una fuente de rayos X y un detector de rayos X rotan alrededor de la persona. En los escáneres modernos, el detector de rayos X suele tener de 4 a 64 (o más) filas de sensores que registran los rayos X que pasan por el organismo. Los datos de los sensores representan una serie de imágenes de rayos X tomadas desde múltiples ángulos alrededor de la persona. Sin embargo, las imágenes no se ven directamente, sino que se envían a una computadora. El equipo las convierte en imágenes que se asemejan a cortes bidimensionales (sección transversal) del cuerpo. («Tomo» significa corte en griego.) La computadora también puede construir imágenes en tres dimensiones a partir de las imágenes grabadas.

A la TC se la llamaba antes TAC (tomografía axial computarizada).

Procedimiento para la tomografía computarizada

Para una tomografía computarizada (TC), la persona se recuesta sobre una mesa motorizada que se mueve a través de la apertura de un escáner con forma de rosca. La persona se mueve a través del escáner mientras los dispositivos rotan alrededor de ella. En algunas TC, la mesa se mueve gradualmente y se detiene cuando se toma cada fotografía (corte). En otros equipos de TC, la mesa se mueve continuamente durante la exploración. Dado que la persona se mueve en línea recta y los detectores en círculo, la serie de imágenes parece estar sacada en forma de espiral alrededor de la persona, de ahí el término TC en espiral (helicoidal).

Se debe usar ropa que no tenga botones, broches, cierres u otros metales sobre el área en la que se van a obtener las imágenes, y hay que quitarse todas las joyas. Estos elementos no son peligrosos, pero pueden bloquear los rayos X y distorsionar la imagen. Durante la prueba se debe permanecer quieto y, periódicamente, contener la respiración cuando se toman los rayos X para que las imágenes no se vean borrosas. Además se pueden oír zumbidos durante el procedimiento.

La duración del procedimiento depende de la zona examinada y de lo moderno que sea el escáner, aunque por lo general tarda solo unos pocos segundos o minutos. La tomografía computarizada (TC) torácica tarda menos de un minuto y solo es necesario contener la respiración una vez, y solo durante unos pocos segundos.

En algunas ocasiones se administra un medio de contraste radiopaco para efectuar la TC. Los medios de contraste son sustancias que se pueden ver en las radiografías y que ayudan a distinguir un tejido de otro. El medio de contraste se puede inyectar en una vena o administrarse por vía oral o por vía rectal. Los medios de contraste utilizados dependen del tipo de examen que se realice y de la parte del organismo que se esté valorando.

La tomografía computarizada (TC) suele realizarse como un procedimiento ambulatorio. Se pueden retomar las actividades habituales inmediatamente después de la prueba.

Imágenes del interior del cuerpo: tomografía computarizada

En la tomografía computarizada, un escáner produce y registra rayos X a medida que gira alrededor de una persona, que se desplaza a través del escáner sobre una mesa motorizada. En un lateral del escáner se sitúa el tubo de rayos X, que produce la radiación, y en el otro lado se sitúa el detector.

Uso de la tomografía computarizada

Las imágenes, muy detalladas, ofrecen más información sobre la densidad del tejido y la localización de las anomalías que la radiografía simple, de manera que el médico puede localizar de forma precisa las estructuras y anomalías. La tomografía computarizada (TC) permite distinguir diferentes tipos de tejido, como músculo, grasa y tejido conjuntivo. De esta manera, la TC proporciona imágenes detalladas de órganos específicos que no son visibles en la radiografía simple, y es más útil para obtener imágenes de la mayoría de las estructuras del encéfalo, cabeza, cuello, tórax y abdomen.

La tomografía computarizada (TC) puede detectar y proporcionar información acerca de alteraciones de casi todas las partes del cuerpo. Por ejemplo, el médico puede utilizar la TC para detectar un tumor, medir su tamaño, precisar su localización y determinar cuánto se ha diseminado hacia los tejidos cercanos. La TC también puede ayudar al médico a controlar la efectividad de un tratamiento (como los antibióticos para un absceso cerebral o la radioterapia para un tumor).

Algunos trastornos detectados mediante la tomografía computarizada (TC)

Sistema corporal

Trastornos

Cerebro y médula espinal

Anomalías congénitas.

Hemorragia intracerebral

Abscesos cerebrales

Tumores cerebrales

Hidrocefalia

Discos vertebrales rotos o herniados

Fracturas vertebrales

Accidentes cerebrovasculares (isquémicos)

Tracto digestivo

Apendicitis

Obstrucciones intestinales

Diverticulitis

Pancreatitis

Tumores

Ojos

cuerpo extraño en un ojo

Infecciones en el globo ocular y alrededor del mismo (órbita ocular)

Tumores de la órbita ocular o del nervio óptico

Aparato cardiovascular

Aneurisma aórtico

Disección de aorta

Riñones y vías urinarias

Hemorragia en el interior de los riñones o a su alrededor

Cálculos renales o en las vías urinarias

Tumores en los riñones o a su alrededor

Hígado

Hígado graso (exceso de grasa en el hígado)

Tumores hepáticos

Pulmones

Bronquiectasias (vías respiratorias dilatadas)

Enfisema

Tumores pulmonares

Neumonía

Embolia pulmonar

Músculos y huesos

Fracturas y otros problemas óseos y de partes blandas

Variaciones de la tomografía computarizada

Angiografía por TC

Este procedimiento utiliza la tomografía computarizada (TC) y un medio de contraste radiopaco para producir imágenes en dos y tres dimensiones de los vasos sanguíneos, entre ellos las arterias que irrigan el corazón (arterias coronarias). El medio de contraste se inyecta en una vena (no en una arteria, como en la angiografía convencional), generalmente en el brazo. Las imágenes se toman rápidamente y se programan de manera tal que muestren el medio de contraste fluyendo por los vasos sanguíneos que se evalúan. Mediante un proceso de digitalización, la computadora elimina de las imágenes todos los tejidos, excepto los vasos sanguíneos.

La angiografía por TC se utiliza para detectar lo siguiente:

  • Estrechamiento u obstrucción (como la presencia de un trombo) en las arterias

  • Bultos (aneurismas) y roturas (disecciones) en las grandes arterias

  • Vasos sanguíneos anómalos que llevan sangre a los tumores

La angiografía por TC se utiliza habitualmente en lugar de la angiografía convencional, ya que es segura y menos invasiva (no requiere la inserción de un catéter en una arteria, que conlleva un riesgo algo mayor que la inserción de un catéter en una vena). La angiografía por TC muestra anomalías en los vasos sanguíneos, de manera casi tan precisa como la angiografía por resonancia magnética, pero es ligeramente menos precisa que la angiografía convencional.

El procedimiento suele durar entre 1 y 2 minutos.

Otras variaciones

Se puede utilizar la TC para obtener imágenes de:

  • Estómago o del intestino delgado (lo que se denomina entero-TC)

  • Colon (denominada colonoscopia virtual o colono-TC)

  • Riñones, uréteres y vejiga (la denominada llamada urografía o pielografía intravenosa TC)

  • Las arterias de los pulmones (denominada angiografía por TC pulmonar)

Desventajas de la tomografía computarizada

Por lo general, la tomografía computarizada (TC) de abdomen utiliza entre 60 y 80 veces la cantidad de radiación necesaria para dos radiografías simples de tórax. La TC es responsable en la actualidad de la mayor exposición a la radiación artificial en la población general y, aproximadamente, del 70% de la exposición a la radiación en la práctica médica. Por lo tanto, el médico y la persona afectada deben valorar cuidadosamente el beneficio de cada procedimiento de tomografía computarizada (TC) frente a sus riesgos (ver Introducción a las pruebas de diagnóstico por la imagen : Riesgos de la radiación en pruebas de diagnóstico por la imagen). En general, cuando es posible, se evita realizar una TC a las mujeres embarazadas, a menos que no exista otra alternativa adecuada. La utilización de TC en niños debe limitarse tanto como sea posible.

Las nuevas técnicas de TC utilizan dosis de radiación mucho más bajas que las previamente empleadas (ver también la página web de la Food and Drug Administration (FDA) What Are the Radiation Risks from CT?).

Los medios de contraste radiopacos utilizados durante la angiografía por TC contienen yodo (se denominan agentes de contraste yodados). Algunas personas pueden presentar una reacción alérgica de leve a grave o una lesión renal después de la inyección de estos agentes de contraste. Si se ha sufrido anteriormente una reacción alérgica a dichos agentes, hay que comunicarlo al médico antes de someterse a una angiografía por TC.

En algunos países y en algunas zonas de Estados Unidos la tomografía computarizada (TC) no está disponible fácilmente.

¿Sabías que...?

  • La mayor parte de la exposición a la radiación en la medicina proviene de la tomografía computarizada (TC).

  • Antes de hacerse una TC, el paciente debe informar al médico si previamente había presentado cualquier reacción a un medio de contraste utilizado en la TC.

Más información

Recursos en este artículo