Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Preparativos de viaje

Por Christopher Sanford, MD, MPH, DTM&H, Associate Professor, Family Medicine, Global Health, University of Washington

Es muy importante hacer preparativos previos a un viaje, incluso las personas que se hallen en buen estado de salud. Los preparativos apropiados son muy baratos en comparación con el coste que supone ponerse enfermo o resultar herido mientras se está lejos de casa.

Botiquín de viaje

Los botiquines de viaje son útiles para lesiones y enfermedades menores y contienen artículos de primeros auxilios, analgésicos [como paracetamol (acetaminofeno) o antiinflamatorios no esteroideos], descongestionantes, antiácidos, antibióticos y loperamida para la diarrea del viajero. Además, se debe considerar incluir algunos medicamentos tópicos, como una crema de hidrocortisona al 1%, una crema antifúngica de venta sin receta médica y una pomada antibiótica. Los viajeros deben llevar su botiquín de viaje, los medicamentos recetados, un par de gafas adicional u otras lentes correctoras (así como una prescripción reciente de cualquiera de las dos) y pilas de audífono en un bolso de mano, por si acaso el equipaje facturado se retrasa, se pierde o lo roban. Las personas con necesidades dietéticas y médicas específicas deben organizarse cuidadosamente para llevar su propia comida y suministros. Los problemas graves a menudo se pueden prevenir con sentido común.

Seguro médico de viaje

Es importante que los viajeros tengan un seguro médico. Incluso en viajes dentro del propio país, algunas compañías de seguros médicos tienen una cobertura limitada de los cuidados sanitarios lejos del hogar. Por lo tanto, los viajeros deben conocer las limitaciones de sus pólizas.

La cobertura es un problema muy frecuente en los viajes internacionales. Aproximadamente 1 de cada 30 personas que viajan al extranjero necesita atención de emergencia. Algunos seguros nacionales limitan la cobertura de vacunas y fármacos preventivos para viajes internacionales, incluso cuando para entrar en determinados países se requieren ciertas vacunas. De la misma manera, la cobertura de los seguros médicos no siempre es válida en el extranjero y no cubre el coste de tratamientos suministrados fuera del país de origen. Además, algunos hospitales internacionales solicitan un depósito de dinero en efectivo o el pago total antes de prestar una asistencia médica.

Para evitar costes elevados o la imposibilidad de obtener atención sanitaria, el viajero debe determinar con anticipación qué cobertura internacional ofrece su seguro médico, si es que la tiene, cómo obtener una autorización previa para la atención internacional y cómo reclamar después de una urgencia. Muchas agencias de viajes y las principales compañías de tarjetas de crédito ofrecen seguros de viaje que incluyen la evacuación en caso de emergencia. Los viajeros pueden querer contratar un seguro para servicios como:

  • Atención de urgencia

  • Transporte, con personal y equipo médico acompañante en países extranjeros o de repatriación

  • Cuidado dental

  • Prenatal o postnatal

  • Pérdida o robo de fármacos de prescripción

  • Traductores médicos

La IAMAT (International Association for Medical Assistance to Travellers, www.iamat.org) es una organización internacional sin ánimo de lucro que dispone de una lista de médicos que hablan inglés en ciudades de todo el mundo. En varias organizaciones y páginas de internet existen directorios de los médicos que hablan inglés en países extranjeros. Además, los consulados de cada país pueden ayudar a los viajeros a identificar y acceder a servicios de urgencia. Algunas infecciones son más comunes cuando se viaja a ciertas zonas.

Contactos útiles para personas que viajan al extranjero

Organización

Números telefónicos

Sitio web

International Association for Medical Assistance to Travellers (IAMAT)

Estados Unidos: (716) 754-4883 (Niagara Falls, NY)

Canadá: (519) 836-0102 (Guelph, Ontario); (416) 652-0137 (Toronto, Ontario)

Centers for Disease Control and Prevention (CDC)

Estados Unidos: Línea gratuita (800)-CDC-INFO (800-232-4636)

TTY: (888) 232-6348 (Atlanta, GA)

CDC Malaria Hotline

Estados Unidos: (770) 488-7788 o (855) 856-4713; después de horas, (770) 488-7100 (Atlanta, GA)

Estados Unidos Department of State, Overseas Citizens Services

Estados Unidos: (888) 407-4747 (Washington, DC)

World Health Organization (WHO)

Internacional: (+41 22) 791-2111 (Ginebra, Suiza)

Vacunas

Es importante vacunarse para viajar a la mayor parte de los países en desarrollo y obligatorio para entrar en algunos de ellos. Lo mejor es que el viajero acuda a su médico de cabecera al menos 6 u 8 semanas antes de su viaje. Para documentar los nombres y las fechas de las vacunaciones lo mejor es llevar un certificado internacional de vacunación. Es fácil de transportar y puede obtenerse en muchas clínicas especializadas u organismos oficiales.

Vacunas para viajes internacionales*,†,‡

Infección

Regiones en las que se recomienda la vacuna

Comentarios

Hepatitis A

En los países en vías de desarrollo

Se administran dos dosis por lo menos con 6 meses de diferencia. La protección es completa después de la primera dosis durante 6-12 meses y después, de la segunda dosis, de por vida.

Hepatitis B

En todo el mundo en desarrollo (la hepatitis B es particularmente común en China)

Esta vacuna se recomienda para viajeros de estancias prolongadas y todos los trabajadores sanitarios.

Gripe

Durante todo el año en los trópicos, entre octubre y abril en el hemisferio norte, y entre abril y septiembre en el hemisferio sur

Esta vacuna se recomienda para todas las personas mayores de 6 meses que viajen a estas destinaciones y para las personas que viajen en grupos grandes.

La vacuna puede administrarse mediante inyección o como aerosol nasal. La vacuna mediante aerosol nasal no es segura para las mujeres embarazadas.

Encefalitis japonesa

Las zonas rurales en la mayor parte de Asia, sobre todo en áreas en las que se cultiva el arroz y hay granjas de cerdos

Se administran dos dosis con al menos 28 días de diferencia.

No se recomienda esta vacuna a embarazas.

Existe mayor riesgo en zonas rurales y las personas que permanecen por mucho tiempo (más de 1 mes).

Infecciones meningocócicas

Norte del África subsahariana desde Mali hasta Etiopía (el cinturón de la meningitis)

En todo el mundo, especialmente en situaciones de hacinamiento (como dormitorios comunitarios)

El riesgo de infección en el cinturón de la meningitis es mayor durante la estación seca (de diciembre a junio).

Esta vacuna es obligatoria para entrar en Arabia Saudita durante el Hajj o Umrah.

Rabia

Todos los países, incluido Estados Unidos

Esta vacuna se recomienda para los viajeros que están en riesgo de mordeduras de animales, incluidos los campistas rurales, veterinarios, personas que viven en zonas remotas, y trabajadores agrícolas.

No elimina la necesidad de vacunas adicionales después de una mordedura de animal (para mayor protección).

Esta vacuna se administra durante el embarazo solo si el riesgo de infección es alto.

Fiebre tifoidea

En todo el mundo en desarrollo, especialmente en el sur de Asia (incluyendo India)

La vacuna está disponible de dos formas.

Inyección individual: protege durante 2 años y se cree que es más segura para las mujeres embarazadas que la formulación en pastilla de la vacuna.

Pastilla: se toman un total de 4 pastillas, una cada día. Esta forma protege durante 5 años y no es segura para mujeres embarazadas.

Fiebre amarilla

América del Sur tropical y África tropical

La enfermedad es poco habitual, pero muchos países exigen la vacunación para entrar.

Esta vacuna no es segura para mujeres embarazadas.

Esta vacuna tiene mayor riesgo de efectos secundarios en personas de edad avanzada.

Además de las vacunas enumeradas, los viajeros deben estar al día con las vacunas contra el sarampión, las paperas (parotiditis), la rubéola, el tétanos, la difteria, la poliomielitis, la enfermedad neumocócica y la varicela.

Todas las recomendaciones están sujetas a cambios. Para obtener las últimas recomendaciones, consulte a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (www.cdc.gov o 800-CDC-INFO [800-232-4636]).

Viajar cuando se sufre alguna enfermedad

Viajar cuando se tiene alguna enfermedad requiere preparativos especiales. Quienes tienen enfermedades deben visitar a su médico antes de partir para asegurarse de que su situación es estable y determinar si se necesitan cambios en la medicación. En caso de una urgencia médica es de gran utilidad poseer información clínica detallada por escrito, incluyendo datos referentes a:

  • Vacunaciones

  • Fármacos o sustancias

  • Resultados de las principales pruebas diagnósticas

  • Tipos y fechas de tratamientos

Conviene pedirle al médico que prepare una carta con dicha información. Las pulseras o collares de identificación médica son esenciales para los que tienen enfermedades que pueden causar síntomas agudos potencialmente mortales, confusión o pérdida del conocimiento (como diabetes, convulsiones o reacciones alérgicas graves). Los viajeros también deben llevar un comprobante del seguro médico. En el caso de trastornos cardíacos, se debe viajar con una copia de un electrocardiograma reciente (ECG).

Fármacos o sustancias

Los fármacos deben permanecer en sus frascos originales para que, en caso de urgencia, puedan revisarse los nombres de los mismos y las instrucciones de uso. Es más útil el nombre genérico de un fármaco que su marca comercial, ya que las marcas difieren entre países.

Los viajeros también deben llevar fármacos adicionales en bolsas separadas por si el equipaje facturado se pierde, se produce un robo, o por si la entrega del equipaje durante el trayecto o el viaje de vuelta se retrasa. Puesto que los opiáceos, las jeringas y grandes cantidades de fármacos pueden levantar las sospechas de los agentes de seguridad o de aduanas, debe llevarse un informe del médico explicando la necesidad de su administración. Además, las jeringas deben empaquetarse junto con los fármacos que dispensan. Los viajeros también deben comprobar en aeropuertos, líneas aéreas o embajadas qué documentación adicional es útil para que no se presenten dificultades por el hecho de llevar estas medicinas.

Más información

Recursos en este artículo