Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Melasma

Por Peter C. Schalock, MD, Harvard Medical School;Massachusetts General Hospital

El melasma se caracteriza por placas de pigmentación de color marrón oscuro que aparecen sobre áreas de piel expuestas al sol, por lo general en la cara.

La causa más probable del melasma es la producción excesiva de melanina, el pigmento marrón de la piel. Unas células de la piel especializadas, denominadas melanocitos, producen la melanina. El exceso de pigmento en la piel se denomina hiperpigmentación. El melasma suele aparecer durante el embarazo (máscara del embarazo) y en las mujeres que toman anticonceptivos orales, aunque puede afectar a cualquier persona. El trastorno es más frecuente en la gente que vive en climas soleados y en los de piel más oscura.

Aparecen en la piel áreas irregulares, parcheadas, de color oscuro, generalmente en ambos lados de la cara. La pigmentación se produce con más frecuencia en el centro de la cara y en las mejillas, la frente, las sienes, el labio superior y la nariz. Algunas veces las placas aparecen solo en los lados de la cara. Con muy poca frecuencia, el melasma aparece en los antebrazos. Las placas no causan picor ni duelen, y solo tienen repercusión estética.

Si la piel está protegida del sol, el melasma con frecuencia desaparece después del embarazo o cuando se suspende el anticonceptivo oral. Las personas con melasma pueden usar filtros solares sobre las placas oscuras y evitar la exposición al sol para prevenir que la alteración empeore. Las cremas decolorantes para la piel que contienen hidroquinona, tretinoína o ácido azelaico pueden ayudar a aclarar las placas oscuras. Pueden probarse exfoliaciones químicas con ácido glicólico o ácido tricloroacético en las personas que no responden a las cremas decolorantes para la piel. El tratamiento con láser puede llegar a ser más habitual en el futuro.

Hay que ser estricto con la protección solar durante y después del tratamiento, porque este hace que la piel sea más propensa a las quemaduras solares. Además, incluso unas pocas horas de exposición al sol pueden hacer que vuelva a empezar la hiperpigmentación en las áreas tratadas, lo que echa a perder los resultados de meses de tratamiento.

Recursos en este artículo