Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Efectos del envejecimiento en la piel

Por Robert J. MacNeal, MD, Maine Medical Center

El envejecimiento provoca que la dermis y la epidermis se vuelvan más finas. La piel también pierde la capa de grasa. La disminución conjunta del volumen y de la efectividad general de las tres capas de la piel (ver Estructura y funcionamiento de la piel) tiene importantes consecuencias médicas y cosméticas. La piel pierde parte de su elasticidad y se vuelve más seca debido a una menor producción de aceites esenciales como el sebo. Al disminuir también el número de terminaciones nerviosas, la sensibilidad disminuye. Lo mismo ocurre con el número de glándulas sudoríparas y de vasos sanguíneos y, por lo tanto, la capacidad de responder a la exposición al calor también disminuye. Además, como el número de melanocitos tiende a disminuir con la edad, la piel queda menos protegida frente a la radiación ultravioleta. Todos estos cambios provocan que las lesiones en la piel sean más frecuentes y que su curación sea más lenta.

El daño producido por el Sol causa la mayoría de los cambios de la piel que las personas suelen asociar al envejecimiento (ver Introducción a la radiación solar y las lesiones de la piel). La exposición prolongada a la radiación ultravioleta de la luz solar es responsable de las arrugas finas y toscas, de la pigmentación irregular, de las manchas rojas y de color café y de la textura áspera de la piel expuesta al sol.