Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Sarcoma de Kaposi

(Sarcoma de Kaposi)

Por Gregory L. Wells, MD, Dartmouth Medical School and Dartmouth-Hitchcock Medical Center

El sarcoma de Kaposi es un cáncer que causa numerosas placas planas de color rosa, rojo o púrpura o protuberancias sobre la piel. Está causado por el virus del herpes tipo 8.

  • Una o varias manchas pueden aparecer en los dedos del pie o en una pierna, pero también en el resto del cuerpo, en la boca o las zonas genitales, extendiéndose posteriormente a otras áreas, incluso a los órganos internos.

  • Aunque este cáncer se puede identificar a simple vista, se suele realizar una biopsia.

  • Las manchas pueden eliminarse o tratarse con radioterapia, pero si el cáncer es agresivo, el tratamiento incluye quimioterapia o interferón alfa.

Hay cuatro tipos de sarcoma de Kaposi. Aparece en distintos grupos de personas y actúa de manera diferente en cada uno de ellos. Aparece en los siguientes grupos:

  • Clásico: Afecta a hombres mayores, por lo general de origen italiano, de Europa del este o de origen judío

  • Endémico (ocurre habitualmente en un lugar determinado): Afecta a niños y a adultos jóvenes originarios de ciertas partes de África

  • Inmunosupresor: Afecta a personas cuyo sistema inmunitario se ha debilitado debido a los inmunosupresores administrados después de un trasplante de órganos

  • Asociado al sida: Afecta a personas con sida (representa la mayoría de casos en Estados Unidos)

Síntomas

En las personas mayores, el sarcoma de Kaposi suele aparecer como una mancha de color violáceo o marrón oscuro en las piernas o en los dedos de los pies y puede haber inflamación. El cáncer, que puede crecer hasta varios centímetros, es una zona de color azul violeta tirando a negra, plana o ligeramente abultada, que suele sangrar y romperse. Los hombres mayores (más de 60 años) con un tipo clásico pueden desarrollar varias manchas en otros lugares de la pierna, pero el cáncer rara vez se expande hacia otras partes del cuerpo y casi nunca es mortal.

En los otros grupos, el sarcoma de Kaposi es más agresivo. Aparecen manchas similares, pero a menudo son numerosas y se encuentran en cualquier parte del cuerpo.

En varios meses, las personas con sarcoma de Kaposi asociado al sida tienen manchas que se extienden hacia otras partes del cuerpo, como la cara y el torso, y a menudo incluso en la boca, donde causan dolor al comer. También pueden desarrollarse en los ganglios linfáticos y en órganos internos, especialmente en el tubo digestivo, donde pueden causar diarrea y hemorragias internas que dan origen a la aparición de sangre en las heces.

El tipo inmunosupresor se desarrolla, por lo general, varios años después de un trasplante de órganos y es grave.

El tipo endémico es generalmente repentino, grave y mortal en los niños. En los adultos, el tipo endémico tiende a causar síntomas similares a los del tipo clásico.

¿Sabías que...?

  • La mayoría de los casos de sarcoma de Kaposi se presentan en personas con sida.

Diagnóstico y tratamiento

Por lo general, el sarcoma de Kaposi se reconoce por su aspecto. Habitualmente se realiza una biopsia para confirmar el diagnóstico.

Los hombres mayores con sarcoma de Kaposi de crecimiento lento con 1 o 2 manchas pueden someterse a su extirpación por medios quirúrgicos o mediante frío extremo (criocirugía). Las personas con varias manchas o cuyos ganglios linfáticos están afectados reciben radioterapia. Algunas personas con muy pocas manchas y ningún otro síntoma pueden optar por no recibir tratamiento alguno, a menos que la afección se extienda.

Las personas que tienen una forma más agresiva de la enfermedad, pero cuyo sistema inmunitario es normal, a menudo responden a los fármacos con interferón alfa o a los quimioteráicos.

En las que toman inmunosupresores, los tumores a veces desaparecen cuando se suspenden dichos medicamentos. Sin embargo, si la terapia con estos fármacos debe continuar debido a un trastorno subyacente, los pacientes deben someterse a cirugía, quimioterapia o radioterapia, o a tratamiento con sirolimus. Estos métodos son menos eficaces en personas que no tienen un sistema inmunitario sano.

En personas con sida, el tratamiento con quimioterapia y radiación no ha sido muy efectivo. Sin embargo, el tratamiento intensivo con medicamentos para el sida (combinaciones de fármacos referidos como terapia antirretroviral de gran actividad como [TARGA]) ayuda siempre y cuando el sistema inmunitario mejore debido al tratamiento. En personas con el tipo asociado al sida también se les puede administrar interferón alfa, doxorubicina, o paclitaxel por vía intravenosa. En general, el tratamiento del sarcoma de Kaposi no prolonga la vida de la mayoría de personas con sida.

El tipo endémico es difícil de tratar. Por lo general, se intenta que las personas afectadas estén cómodas y libres de dolor y los síntomas se tratan en su totalidad.

Recursos en este artículo