Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Eritema polimorfo o multiforme

Por Peter C. Schalock, MD, Harvard Medical School;Massachusetts General Hospital

El eritema polimorfo es una enfermedad de repetición que se caracteriza por la presencia de lesiones rojas y abultadas en la piel que suelen tener el aspecto de dianas y, por lo general, se encuentran distribuidas simétricamente por todo el cuerpo.

  • El eritema multiforme puede deberse a la reacción a una infección por el virus del herpes simple.

  • Los síntomas habituales son placas rojizas con el centro gris violáceo (lesiones en diana), que aparecen de repente en brazos, piernas, cara, palmas de las manos, plantas de los pies y en el resto del cuerpo.

  • El diagnóstico se basa en los síntomas.

  • Este trastorno se cura sin tratamiento, pero los síntomas pueden tratarse con corticoesteroides, lidocaína y, en ocasiones, aciclovir.

La mayoría de los casos se deben a una reacción a una infección por el virus del herpes simple (ver Infecciones por el virus herpes simple). En aproximadamente dos tercios de casos, esta infección vírica se manifiesta en forma de úlceras antes de que aparezca el eritema polimorfo. No se está seguro de si otros trastornos infecciosos son los causantes de algunos casos de eritema polimorfo. Tampoco se sabe con exactitud por qué causa este trastorno el herpes simple, pero se cree que es debido a un tipo de reacción inmunitaria.

Síntomas

Por lo general, el eritema polimorfo aparece de improviso, con manchas enrojecidas a modo de erupción en los brazos, las piernas y la cara. Algunas veces la erupción también está presente en las palmas de las manos o en las plantas de los pies. Las manchas rojas se distribuyen por igual en ambos lados del cuerpo. Con frecuencia, en estas manchas aparecen anillos rojos concéntricos con centros de color gris violáceo (lesiones en diana o en iris) y ampollas pequeñas. Por lo general, las zonas enrojecidas son asintomáticas, aunque algunas veces producen un picor leve. A menudo, se forman ampollas dolorosas en los labios y en el revestimiento de la boca, pero no en los ojos.

Los brotes de eritema polimorfo pueden durar de 2 a 4 semanas. Algunos experimentan una sola crisis, pero a otros les afecta un promedio de 6 veces al año durante casi 10 años. La repetición es muy frecuente en primavera, y es probable que los ataques se desencadenen por la luz solar. Por lo general, la frecuencia de las repeticiones disminuye con el tiempo.

Diagnóstico y tratamiento

El eritema multiforme se diagnostica por su aspecto característico. No obstante, el síndrome de Stevens-Johnson (ver Síndrome de Stevens-Johnson (SSJ) y necrólisis epidérmica tóxica) puede presentar a primera vista un aspecto muy similar al eritema multiforme y por ese motivo se observa cuidadosamente hasta tener claro el diagnóstico.

El eritema polimorfo se cura por sí solo. Si el prurito es demasiado molesto se utilizan los tratamientos habituales. Los corticoesteroides administrados por vía oral suelen ser eficaces. Si las ampollas dolorosas en la boca dificultan la alimentación, se aplica un anestésico tópico (un anestésico aplicado en la piel), como la lidocaína. Si la ingesta sigue siendo dificultosa, se alimenta y se administran líquidos por vía intravenosa. Las recaídas frecuentes se evitan con un fármaco antivírico, como aciclovir, que se administra en cuanto aparece la primera señal de erupción.