Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a las dermatofitosis (Tiña)

Por Denise M. Aaron, MD, Assistant Professor of Surgery; Staff Physician, Dartmouth-Hitchcock Medical Center; Veterans Administration Medical Center, White River Junction

Las dermatofitosis son infecciones fúngicas de la piel y de las uñas causadas por diversos hongos diferentes, y se clasifican según su localización en el cuerpo. Las infecciones por dermatofitos también se denominan tiña.

  • Los síntomas de las dermatofitosis incluyen erupciones, descamación y prurito.

  • Por lo general, se explora el área afectada y se observa una muestra de piel o de uña al microscopio, o a veces se realiza un cultivo.

  • En general, los fármacos antimicóticos aplicados directamente en las zonas afectadas o tomados por vía oral curan la infección.

Las infecciones por dermatofitos a veces se denominan tiña. A pesar del nombre, la infección por tiña no viene causada por los gusanos. Las manchas en forma de anillo que aparecen en la piel se producen a causa de la infección.

¿Sabías que...?

  • Las tiñas (dermatofitosis) son infecciones por hongos.

Los dermatofitos son hongos que para su nutrición necesitan la proteína queratina. La queratina es el material estructural que forma la capa externa de la piel humana, el cabello y las uñas. Para sobrevivir, los dermatofitos deben vivir en la piel, el cabello o las uñas (la infección en las uñas se denomina tiña ungueal u onicomicosis).

La infección puede aparecer casi en cualquier parte de la piel, incluyendo las zonas siguientes:

  • Pies (pie de atleta [tinea pedis])

  • Zona de la barba (sicosis tricofítica [tinea barbae])

  • Cuerpo (dermatofitosis del cuerpo [tinea corporis])

  • Ingle (tiña inguinal [tinea cruris])

  • Cuero cabelludo (Tiña del cuero cabelludo [tinea capitis])

Una infección dermatofítica en un área del cuerpo puede producir una erupción cutánea en otra parte del cuerpo que no está infectada (véase Reacción dermatofítica).

Las infecciones dermatofíticas en seres humanos están causadas por Epidermophyton,Microsporum, y Trichophyton. Estos microorganismos pueden habitar en una persona de forma permanente y no causar jamás una infección. Cuando producen una infección (que resulta en una tiña), a menudo es por un mal aporte de sangre en el área afectada o por una inhibición del sistema inmunitario (por ejemplo, por diabetes, cáncer o infección por VIH). A diferencia de la candidiasis, estas infecciones por hongos no infectan los órganos internos ni la sangre.

Síntomas

Los síntomas de una infección dermatofítica varían en función de la localización de la infección. La mayoría de las veces no hay inflamación o muy poca, y las áreas infectadas producen un picor moderado, con un borde escamoso ligeramente elevado. Estas manchas pueden aparecer y desaparecer de forma intermitente. A veces la inflamación es más grave y de repente aparecen ampollas y vesículas (por lo general en el pie) o una placa inflamada e hinchada en el cuero cabelludo que a veces supura pus (querión).

Diagnóstico

  • Exploración médica cutánea

  • Análisis de los raspados

  • En algunas ocasiones, cultivos de los raspados

Por lo general, una infección por tiña se identifica por su apariencia.

Para confirmar el diagnóstico de tiña, se realiza un raspado de la piel para su observación al microscopio. Solo se realiza un cultivo (el proceso de crecimiento de un organismo en el laboratorio para su identificación) del raspado cutáneo si la infección se localiza en las uñas o el cuero cabelludo.

Tratamiento

  • Fármacos antifúngicos aplicados a la piel o tomados por vía oral

  • A veces, los corticosteroides

El tratamiento de la tiña varía en función de su localización, pero siempre incluye la aplicación de antimicóticos en la zona afectada (tópicos) o por vía oral.

Se pueden administrar corticosteroides para aliviar el picor y la inflamación.

Recursos en este artículo