Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Anemia por carencia de vitaminas

Por Alan E. Lichtin, MD, Associate Professor;Staff Hematologist-Oncologist, Cleveland Clinic Lerner College of Medicine;Cleveland Clinic

La anemia por carencia de vitaminas se debe a un nivel bajo o nulo de vitamina B12 o ácido fólico.

  • Las personas sienten debilidad y ahogo, y palidecen.

  • También se altera la función nerviosa.

  • Los análisis de sangre detectan células anormales que indican anemia por carencia de vitamina.

  • La vitamina deficiente es reemplazada.

La carencia de vitamina B12 y de ácido fólico produce anemia megaloblástica. En la anemia megaloblástica, la médula ósea produce glóbulos rojos grandes y anormales (megaloblastos).

La deficiencia de vitamina B12 (ver Carencia de vitamina B 12) o ácido fólico (ver Carencia de ácido fólico) es debida con mayor frecuencia a su escasez en la dieta o a la incapacidad del conducto digestivo para absorberlos. La carencia de estas vitaminas puede ser consecuencia del uso de algunos fármacos utilizados para tratar el cáncer, tales como el metotrexato, la hidroxiurea, el fluorouracilo y la citarabina.

Síntomas y diagnóstico

Los síntomas de la anemia por carencia de vitamina B12 o ácido fólico tienen un curso lento y son similares a los síntomas producidos por otros tipos de anemia, como cansancio, debilidad y palidez. La carencia de vitamina B12 también afecta el funcionamiento de los nervios, causando hormigueo, pérdida de sensibilidad y debilidad muscular (ver Carencia de vitamina B 12). La deficiencia grave de vitamina B12 puede causar confusión. La deficiencia de ácido fólico puede causar diarrea y que la lengua se hinche.

Una vez que los análisis de sangre demuestran que hay anemia, el médico debe solicitar análisis para determinar si su causa es la carencia de vitamina B12 o de ácido fólico. Se sospecha la existencia de anemia por carencia de vitamina B12 o ácido fólico cuando se observa al microscopio, en una muestra de sangre, la presencia de células grandes y anormales (megaloblastos). Cuando una persona ha padecido anemia megaloblástica durante un largo periodo de tiempo, también se observan cambios en los glóbulos blancos (leucocitos) y en las plaquetas (trombocitos).

Se analizan los niveles de vitamina B12 y ácido fólico en la sangre, para determinar la causa de la anemia por carencia de vitaminas. También se llevan a cabo otros exámenes.

Tratamiento

El tratamiento de la anemia por déficit de vitamina B12 o ácido fólico consiste esencialmente en el reemplazo de la vitamina deficiente.

Comúnmente, la vitamina B12 se administra por inyección, en particular cuando la deficiencia es grave o la causa una incapacidad para absorber la vitamina desde el tracto digestivo. Al principio, las inyecciones se suministran durante varios días o semanalmente durante varias semanas, hasta que los niveles de vitamina B12 en la sangre vuelven a la normalidad; posteriormente, las inyecciones se administran una vez al mes. La vitamina B12 también puede administrarse cada día mediante un atomizador nasal, un comprimido sublingual o un comprimido que se ingiere. Las personas que padecen anemia por carencia de vitamina B12 deben tomar durante toda su vida suplementos de vitamina B12.

El ácido fólico puede tomarse en forma de comprimido, uno al día. Quienes tienen problemas para absorberlo deben tomar suplementos de por vida.