Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Anemia por falta de hierro

Por Alan E. Lichtin, MD, Associate Professor;Staff Hematologist-Oncologist, Cleveland Clinic Lerner College of Medicine;Cleveland Clinic

La anemia por falta de hierro es consecuencia de reservas bajas o inexistentes del hierro necesario para producir glóbulos rojos.

  • La hemorragia abundante es la causa más frecuente.

  • Las personas sienten debilidad y ahogo, y palidecen.

  • Los análisis de sangre indican niveles férricos por debajo de lo normal.

  • Para restablecer los niveles de hierro, se utilizan suplementos férricos.

La anemia por carencia de hierro, suele presentar un curso lento, porque pueden pasar muchos meses hasta que las reservas del organismo se consuman. Como las reservas de hierro están decreciendo, la médula ósea produce gradualmente menos glóbulos rojos. Cuando las reservas se agotan, los glóbulos rojos no solo son pocos en número, sino que también son más pequeños de lo normal.

La carencia de hierro es una las causas más frecuentes de anemia, y la pérdida de sangre es la causa más frecuente de la carencia de este elemento en los adultos. En las mujeres posmenopáusicas y los hombres, la carencia de hierro suele indicar hemorragia en el tracto digestivo. El sangrado menstrual es la causa más frecuente de carencia de hierro en las mujeres premenopáusicas. La carencia de hierro también puede ser resultado de una dieta con poco hierro (ver Carencia de hierro), especialmente en los lactantes, los niños pequeños, las adolescentes y las mujeres embarazadas.

¿Sabías que...?

  • La anemia raramente la causa un déficit en el consumo de hierro en los lugares donde es habitual añadir suplementos de hierro a muchas comidas.

Síntomas y diagnóstico

Los síntomas de la anemia por carencia de hierro tienden a desarrollarse de forma gradual y son similares a los provocados por otros tipos de anemia, como cansancio, debilidad y palidez. Muchas personas con anemia grave por carencia de hierro tienen pica. Las personas con pica (alotriofagia) tienen deseos intensos de ingerir algo, muy frecuentemente hielo, pero en algunas ocasiones una sustancia que no es un alimento, como tierra, arcilla o tiza.

Una vez los análisis de sangre demuestran que la persona tiene anemia, deben realizarse pruebas para detectar la carencia de hierro en el organismo. Los glóbulos rojos tienden a ser pequeños y pálidos cuando hay carencia de hierro. Los niveles de hierro en la sangre y la transferrina (proteína que transporta el hierro cuando no se encuentra en el interior de los glóbulos rojos) deben medirse y compararse entre sí. La prueba más fiable para determinar la carencia de hierro en el organismo es la medición del nivel de ferritina (una proteína que almacena hierro) en sangre. Un nivel bajo de ferritina en sangre indica carencia de hierro en el organismo. Sin embargo, algunas veces la interpretación del nivel de ferritina en la sangre puede ser errónea, ya que este puede aparecer falsamente elevado (y entonces parecer normal) debido a lesión hepática, inflamación, infección o cáncer. En este caso, los médicos suelen medir el nivel de la proteína que se encuentra en la superficie de las células y a la que se une la transferrina (receptor de transferrina).

Tratamiento

Dado que la hemorragia abundante es la causa más frecuente de carencia de hierro, el primer paso consiste en localizar su origen y detenerla.

Generalmente, la ingestión de hierro en la dieta normal no es suficiente para compensar la pérdida del mismo por una hemorragia crónica, ya que el organismo tiene unas reservas muy pequeñas de este elemento. Por consiguiente, debe ser reemplazada con la ingestión de suplementos que lo contengan.

El tratamiento de la anemia por carencia de hierro con suplementos de este metal suele durar entre 3 y 6 semanas, aunque la hemorragia ya se haya detenido. Los suplementos de hierro generalmente se administran por vía oral. Los suplementos de hierro hacen que las heces tengan un aspecto oscuro o negro y con frecuencia causan estreñimiento. Los suplementos de hierro se absorben mejor si se toman 30 minutos antes del desayuno, acompañados de una fuente de vitamina C (ya sea zumo de naranja o un suplemento de esta vitamina). Para restablecer completamente las reservas férricas del organismo, los suplementos de hierro deben consumirse durante un periodo de aproximadamente 6 meses después de que el hemograma haya recuperado sus valores normales. Deben realizarse análisis de sangre periódicamente a fin de garantizar que el hierro suministrado sea suficiente. El tratamiento de la pica consiste en tratar la carencia de hierro.

Recursos en este artículo