Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Enfermedades de las cadenas pesadas

Por James R. Berenson, MD, Institute for Myeloma and Bone Cancer Research, West Hollywood

Las enfermedades de las cadenas pesadas son cánceres de células plasmáticas en las cuales un clon de estas células produce una gran cantidad de fragmentos de anticuerpos anormales llamados cadenas pesadas.

Las enfermedades de las cadenas pesadas se clasifican según el tipo de cadena pesada producida:

  • Alfa

  • Gama

  • Mu

La enfermedad de la cadena pesada alfa (enfermedad de la cadena pesada IgA) afecta sobre todo a adultos jóvenes con antepasados de Oriente Medio o mediterráneos. La infiltración de las paredes del tracto intestinal por las células plasmáticas cancerosas a menudo impide la absorción adecuada de los nutrientes de los alimentos (malabsorción), lo que da como resultado diarrea intensa y pérdida de peso. También existe una forma muy poco frecuente que afecta a las vías respiratorias. Cuando se sospecha una enfermedad de la cadena pesada alfa se realizan análisis de sangre. Pueden realizarse una electroforesis de proteínas en suero, medición de las inmunoglobulinas e inmunoelectroforesis. Igualmente puede ser necesario realizar análisis de orina. La enfermedad de la cadena pesada alfa progresa rápidamente, y algunas de las personas afectadas mueren al cabo de 1 o 2 años. En otras personas, el tratamiento con ciclofosfamida, prednisona (un corticoesteroide) y antibióticos puede retrasar la progresión de la enfermedad o llevar a su remisión.

La enfermedad de la cadena pesada gamma (enfermedad de la cadena pesada IgG) afecta sobre todo a hombres de edad avanzada. Algunas personas no presentan síntomas. Algunas personas también sufren otras enfermedades del sistema inmunitario, como la artritis reumatoide, el síndrome de Sjögren o el lupus eritematoso sistémico (lupus). La infiltración de la médula ósea por las células plasmáticas cancerosas provoca que otras personas presenten síntomas de infecciones recurrentes, como fiebre y escalofríos asociados a una disminución en el número de glóbulos blancos (leucocitos), y fatiga y debilidad asociados a anemia grave. Las células plasmáticas cancerosas también hacen que el hígado y el bazo aumenten de tamaño. Se requieren análisis de sangre y de orina para llegar al diagnóstico. Las personas con síntomas pueden responder a fármacos antineoplásicos (quimioterápicos), corticoesteroides y radioterapia. Pero la enfermedad de la cadena pesada gamma suele progresar rápidamente, y cerca de la mitad de las personas afectadas mueren al cabo de 1 año.

La enfermedad de la cadena pesada mu (enfermedad de la cadena pesada IgM), la más rara de las tres enfermedades de cadena pesada, afecta con más frecuencia a las personas mayores de 50 años. Puede causar un aumento de tamaño del hígado y del bazo, así como también de los ganglios linfáticos en el abdomen. También se pueden producir fracturas. Suele ser necesario realizar un examen de la médula ósea para determinar el diagnóstico. El tratamiento suele incluir fármacos antineoplásicos y corticoesteroides. El tiempo de supervivencia y la respuesta al tratamiento son muy variables.