Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Disfunción plaquetaria

Por David J. Kuter, MD, DPhil, Professor of Medicine;Chief of Hematology, Harvard Medical School;Massachusetts General Hospital

La disfunción plaquetaria puede deberse a un problema en las propias plaquetas o a un factor externo que altera la función de las plaquetas normales.

Las plaquetas (trombocitos) son fragmentos de células que circulan en el torrente sanguíneo y ayudan a la coagulación de la sangre (véase también Introducción a los trastornos plaquetarios).

Cuando la función plaquetaria está alterada, las personas afectadas corren el riesgo de presentar sangrado excesivo de las heridas o incluso sangrado espontáneo. La disfunción plaquetaria puede ser:

  • Heredada

  • Adquirida

Trastornos plaquetarios hereditarios

La enfermedad de Von Willebrand es el trastorno hereditario relacionado con las plaquetas más habitual. Existen otros trastornos hereditarios poco frecuentes que afectan a las plaquetas, incluyendo el síndrome de Chédiak-Higashi y el síndrome de Bernard-Soulier.

Trastornos plaquetarios adquiridos

Por lo general, los trastornos plaquetarios adquiridos son causados por determinados:

  • Fármacos o sustancias

  • Enfermedades

Los fármacos que más habitualmente afectan a la función plaquetaria son la aspirina (ácido acetilsalicílico) y otros antiinflamatorios no esteroideos (AINE), junto con otros como el clopidogrel y algunos similares que se utilizan para prevenir los accidentes cerebrovasculares y los ataques cardíacos.

Las enfermedades que pueden afectar la función plaquetaria incluyen la cirrosis, el mieloma múltiple, la enfermedad renal y el lupus eritematoso sistémico.

Síntomas

Los síntomas dependen de la causa y la gravedad de la disfunción plaquetaria.

Las personas con trastornos hereditarios de la disfunción plaquetaria tienen antecedentes de presentar desde siempre moretones o sangrado excesivo después de lesiones menores o cirugía menor (como extracciones dentales). Los niños pueden haber tenido un sangrado excesivo después de la circuncisión. A veces, la primera señal en las mujeres es que en sus periodos menstruales las pérdidas son muy abundantes.

Otros síntomas de trastornos plaquetarios son la presencia de pequeños puntos rojos en la piel (petequias) y moretones después de lesiones menores.

Diagnóstico

  • Análisis de sangre

Los médicos sospechan que un medicamento causa disfunción plaquetaria si los síntomas aparecen cuando una persona comienza a tomarlo. Los médicos sospechan una causa hereditaria si los síntomas comienzan temprano en la vida en las personas afectadas y estas no sufren ningún trastorno ni toman medicamentos que puedan causar la disfunción plaquetaria.

Los médicos primero llevan a cabo un hemograma completo para determinar el recuento plaquetario y ver si los síntomas de la persona son causados por un bajo número de plaquetas (trombocitopenia). Si el número de plaquetas es normal, los médicos sospechan que puede haber disfunción plaquetaria. Si la causa no está clara, puede ser necesario hacer análisis de sangre para medir las sustancias que intervienen en la activación de las plaquetas y la coagulación.

Tratamiento

  • Interrumpir o evitar el uso de fármacos que favorezcan el sangrado

Si la disfunción plaquetaria está causada por un medicamento, en general la única medida necesaria es dejar de tomarlo. Las personas con un trastorno plaquetario hereditario que causa sangrado excesivo por lo general no deben tomar medicamentos que dañen la función de las plaquetas. Si una persona con una disfunción plaquetaria hereditaria tienen una hemorragia grave, es posible que necesite una transfusión de plaquetas.