Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a los aneurismas y a la disección aórtica

Por John W. Hallett, Jr., MD, Clinical Professor of Surgery;Chief Innovation Officer, Medical University of South Carolina;Roper St Francis Healthcare

La aorta, que mide alrededor de 2,5 cm de calibre o diámetro, es la arteria más grande del cuerpo. Recibe sangre con gran contenido en oxígeno procedente del ventrículo izquierdo y la distribuye a todo el organismo, excepto a los pulmones (que reciben la sangre del ventrículo derecho). Justo después de salir del corazón, se ramifica en arterias de menor calibre que transportan la sangre a la cabeza y a los brazos. A continuación, la aorta se arquea hacia abajo y se ramifica en una serie de arterias más pequeñas durante su trayecto desde el ventrículo izquierdo hasta la zona inferior del abdomen a la altura de la parte superior del hueso de la cadera (pelvis). En este punto, la aorta se divide y forma las dos arterias ilíacas, que son las que suministran sangre a las piernas.

Las afecciones de la aorta incluyen protuberancias (aneurismas) en las zonas débiles de sus paredes y separación de las capas de estas paredes (disección). Estas afecciones pueden producir la muerte de forma inmediata pero, por lo general, tardan varios años en desarrollarse. Los aneurismas también pueden aparecer en otras arterias.