Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción al diagnóstico de las enfermedades cardiovasculares

Por Michael J. Shea, MD, Professor of Internal Medicine, Michigan Medicine at the University of Michigan

En ocasiones, son suficientes el análisis del historial médico y un examen físico para que el médico sospeche que la persona sufre un trastorno del corazón o de los vasos sanguíneos. Sin embargo, suelen requerirse pruebas complementarias específicas para confirmar el diagnóstico, determinar la gravedad y la extensión de la enfermedad y ayudar a planificar el tratamiento.

Los procedimientos diagnósticos pueden ser:

  • No invasivos

  • Mínimamente invasivos

Las pruebas no invasivas no requieren una incisión o una punción con aguja más allá de la extracción de una muestra de sangre o de la colocación de un catéter corto intravenoso estándar en una vena del brazo. Estas pruebas incluyen:

En raras ocasiones, radioscopia. En muchos casos se realizan análisis de sangre para medir el nivel de glucosa (prueba para diagnosticar la diabetes), colesterol y otras sustancias.

Las pruebas mínimamente invasivas requieren normalmente un catéter largo y flexible, que se inserta en un vaso sanguíneo en la muñeca, el cuello o el muslo y que se hace avanzar por el interior del vaso sanguíneo hasta el corazón. Estas pruebas incluyen:

La mayoría de estas pruebas implican un riesgo muy bajo, pero el riesgo aumenta con la complejidad del procedimiento, la gravedad de la dolencia cardíaca subyacente y el alcance de cualquier otro trastorno de salud que sufra la persona en cuestión.