Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Prueba de la mesa basculante

Por Michael J. Shea, MD, Professor of Internal Medicine, Michigan Medicine at the University of Michigan

La prueba de la mesa basculante suele recomendarse para aquellas personas que sufren desmayo (síncope) por alguna razón desconocida y que no presentan un trastorno cardíaco estructural (como la constricción de la válvula aórtica).

Cómo se realiza una prueba de basculación

Por lo general, el paciente está sujeto a una mesa motorizada y permanece en posición horizontal durante 15 minutos. A continuación, el cabezal de la mesa se inclina un ángulo entre 60° y 80° durante 45 minutos para ver si la persona se siente débil o si disminuye su presión arterial y su frecuencia cardíaca. Si la presión arterial no disminuye, se administra isoproterenol (un fármaco que estimula el corazón) por vía intravenosa a una dosis lo suficientemente alta para acelerar la frecuencia cardíaca en 20 latidos por minuto, y se repite la prueba. Lamentablemente, este procedimiento puede, en algunas ocasiones, indicar la existencia de un trastorno cardíaco cuando en realidad no lo hay (es decir, un falso positivo).

Recursos en este artículo