Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Estenosis mitral

(Estenosis valvular mitral)

Por Guy P. Armstrong, MD, Cardiologist;Cardiologist, North Shore Hospital, Auckland;Waitemata Cardiology, Auckland Valvular Disorders

La estenosis mitral es un estrechamiento de la abertura de la válvula mitral que bloquea (obstruye) el flujo de sangre desde la aurícula izquierda hacia el ventrículo izquierdo.

  • La estenosis mitral suele ser resultado de la fiebre reumática, pero es posible que sea congénito.

  • La estenosis mitral no causa síntomas, a menos que sea grave.

  • Los médicos establecen el diagnóstico al escuchar un soplo característico con el estetoscopio colocado sobre el corazón, y usan la ecocardiografía para realizar un diagnóstico más detallado.

  • El tratamiento se inicia con diuréticos y betabloqueantes, o bloqueantes de los canales del calcio.

  • La válvula se puede abrir estirándola con un catéter, pero en algunas ocasiones debe reemplazarse, lo que requiere una cirugía a corazón abierto.

La válvula mitral se sitúa en la abertura entre la aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo. La válvula mitral se abre para permitir que la sangre de la aurícula izquierda pase al ventrículo izquierdo hasta llenarlo, y se cierra cuando el ventrículo izquierdo se contrae para bombear la sangre a la aorta. Si un trastorno provoca que las aletas de la válvula aumenten de grosor y se vuelvan rígidas, la apertura de la válvula se estrecha. A veces, la válvula endurecida tampoco es capaz de cerrarse por completo, y aparece regurgitación mitral.

En la estenosis mitral, el flujo sanguíneo está reducido a través de la válvula con una abertura estrecha. Como resultado, el volumen y la presión de la sangre en la aurícula izquierda aumentan, y la aurícula se agranda. La aurícula izquierda aumentada de tamaño suele latir rápidamente y siguiendo un patrón irregular (fibrilación auricular). Como resultado, la eficacia del bombeo del corazón se reduce, dado que la aurícula en fibrilación tiembla en lugar de bombear. En consecuencia, la sangre no fluye con rapidez a través de la aurícula y pueden formarse coágulos de sangre dentro de esa cámara. Si un coágulo se libera (convirtiéndose en un émbolo), es bombeado fuera del corazón y puede obstruir una arteria, lo que podría producir un accidente cerebrovascular u otros daños.

Si la estenosis mitral es grave, aumenta la presión en los vasos sanguíneos pulmonares, lo que da lugar a una insuficiencia cardíaca con acumulación de líquido en los pulmones y un bajo nivel de oxígeno en la sangre. Si una mujer con estenosis mitral grave se queda embarazada, puede desarrollar rápidamente insuficiencia cardíaca.

Causas

La estenosis de la válvula mitral casi siempre es consecuencia de la fiebre reumática, una enfermedad de la infancia que a veces ocurre tras padecer una faringoamigdalitis estreptocócica sin tratamiento o tras sufrir una escarlatina. En la actualidad, la fiebre reumática es poco frecuente en Norteamérica y Europa occidental, debido al amplio uso de antibióticos para tratar las infecciones. En consecuencia, en estas regiones, la estenosis mitral suele observarse en personas mayores que tuvieron fiebre reumática y que no pudieron beneficiarse de los antibióticos en su juventud, o en personas procedentes de regiones donde no está tan extendido el uso de antibióticos. En estos países, la fiebre reumática es frecuente y produce estenosis de la válvula mitral en los adultos, los adolescentes y algunas veces incluso en los niños. De forma característica, cuando la fiebre reumática es la causa de la estenosis mitral, las cúspides de la válvula mitral se fusionan parcialmente.

Con menos frecuencia, en algunas personas de edad avanzada, la válvula se degenera y acumula depósitos de calcio. En estas personas, la estenosis mitral tiende a ser menos grave.

La estenosis de la válvula mitral rara vez está presente en el nacimiento (estenosis mitral congénita). Los niños que nacen con este trastorno no suelen vivir más de 2 años, a menos que sean intervenidos quirúrgicamente.

Síntomas

La estenosis mitral leve no suele causar síntomas. Este trastorno va progresando con el tiempo y los afectados desarrollan síntomas tales como dificultad respiratoria (disnea) y fatigarse con facilidad. Las personas con fibrilación auricular pueden sentir palpitaciones (conciencia de los latidos del corazón).

Una vez que comienzan los síntomas, los pacientes quedan gravemente discapacitados en el plazo de unos 7 a 9 años. La dificultad respiratoria puede ocurrir incluso durante el reposo. Algunas personas solo respiran adecuadamente cuando están apoyadas sobre almohadas o sentadas en posición erguida. Las personas con un bajo nivel de oxígeno en la sangre y una presión arterial alta en los pulmones tienen las mejillas de color ciruela (facies mitral).

Cuando la alta presión produce la rotura de una vena o de los capilares de los pulmones, la persona afectada expectora sangre (hemoptisis). Por lo general, la hemorragia en los pulmones es leve, pero si se produce hemoptisis debe ser valorada rápidamente por un médico porque indica la presencia de una estenosis mitral grave u otro problema serio.

Diagnóstico

  • Exploración física

  • Ecocardiografía

Con un estetoscopio (fonendoscopio), los médicos pueden escuchar el soplo cardíaco característico que genera la sangre al intentar pasar desde la aurícula izquierda hacia el interior del ventrículo izquierdo por la estrecha abertura de la válvula. A diferencia de una válvula normal, que se abre silenciosamente, la válvula defectuosa produce un sonido similar al de un chasquido cada vez que se abre para permitir la entrada de sangre en el ventrículo izquierdo. El diagnóstico suele confirmarse mediante ecocardiografía, que utiliza ondas de ultrasonido y crea imágenes de la válvula estrechada y de la sangre que pasa por ella. La ectrocardiografía (ECG) y la radiografía de tórax también aportan información útil.

Tratamiento

  • En algunas ocasiones, reparación o sustitución de la válvula

No se producirá estenosis de la válvula mitral si se previene la fiebre reumática mediante el tratamiento inicial de la faringoamigdalitis estreptocócica con antibióticos.

Las personas asintomáticas no requieren tratamiento alguno.

El tratamiento, si es necesario, incluye el uso de diuréticos y betabloqueantes o bloqueantes de los canales del calcio. Los diuréticos, que aumentan la producción de orina, pueden reducir la presión arterial en los pulmones al reducir el volumen de sangre circulante. Los betabloqueantes, la digoxina y los bloqueantes de los canales del calcio ayudan a ralentizar la frecuencia cardíaca anormal que puede ocurrir con la fibrilación auricular. Las personas con fibrilación auricular deben tomar anticoagulantes para prevenir la formación de coágulos de sangre.

Si el tratamiento farmacológico no disminuye los síntomas satisfactoriamente, hay que reparar o reemplazar la válvula.

En muchas ocasiones, puede dilatarse el orificio de la válvula utilizando una técnica denominada valvulotomía con balón. En este procedimiento, se introduce por vía intravenosa, hasta llegar al corazón, un catéter con un balón en su extremo (ver Cateterismo cardíaco). Una vez superada la zona valvular, se infla el balón y se separan las cúspides de las válvulas. Como alternativa, puede hacerse una intervención quirúrgica para separar las cúspides fusionadas. Si la válvula está demasiado lesionada, puede reemplazarse quirúrgicamente por una válvula artificial.

Si se reemplaza la válvula, se deberán prescribir antibióticos a las personas afectadas antes de someterse a cualquier procedimiento quirúrgico, dental o médico (ver ¿Qué procedimientos requieren la administración preventiva de antibióticos*?) para reducir el pequeño riesgo de desarrollar una infección en las válvulas del corazón (endocarditis infecciosa).

Recursos en este artículo