Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Estrechamiento de las vías biliares debido al sida

Por Ali A. Siddiqui, MD, Thomas Jefferson University Hospital

Las personas con sida tienden a desarrollar ciertas infecciones muy poco frecuentes porque su sistema inmunitario está debilitado. Se denominan infecciones oportunistas porque se aprovechan de la debilidad del sistema inmunitario. Estas infecciones pueden causar que las vías biliares se estrechen, un trastorno llamado colangiopatía asociada al sida. Por lo general, las vías se acaban inflamando y cicatrizando.

Antes de que se utilizaran ampliamente fármacos para tratar la infección por VIH (terapia antirretroviral), la colangiopatía asociada al sida se desarrollaba aproximadamente en una cuarta parte de las personas con sida.

El trastorno causa dolor en la zona superior derecha y la zona superior central del abdomen. Si la infección afecta el intestino delgado, la persona también tiene diarrea. Algunas personas tienen fiebre e ictericia (una coloración amarillenta de la piel y del blanco de los ojos).

Diagnóstico

Para confirmar el diagnóstico se puede hacer una colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE), ya que permite tomar una muestra de tejido infectado para examinarla con un microscopio. Posteriormente los médicos pueden identificar el microorganismo que produce la infección. Durante la CPRE, los médicos también pueden ensanchar (dilatar) las vías biliares estrechadas y así aliviar los síntomas. Para la CPRE, se introduce por la boca un tubo de visualización flexible (endoscopio) dotado de accesorios quirúrgicos, pasando por el esófago y el estómago hasta llegar al interior del intestino delgado (ver figura Qué es la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica). A través del endoscopio se pasa un catéter fino, a través del músculo en forma de anillo situado entre el colédoco, el conducto pancreático y el intestino delgado (esfínter de Oddi), hasta el interior del colédoco. Luego se inyecta por el catéter un líquido radiopaco (un medio de contraste visible en las radiografías) en las vías biliares y se obtienen radiografías para detectar cualquier anomalía.

Como alternativa, puede realizarse una ecografía para confirmar el diagnóstico. Es menos invasiva y es muy precisa.

Suelen llevarse a cabo análisis de sangre para comprobar si el hígado funciona bien y si está dañado (pruebas de función hepática). Los resultados obtenidos pueden reforzar el diagnóstico.

Tratamiento

Durante la CPRE, se hace pasar un instrumento quirúrgico a través del endoscopio y se utiliza para cortar el esfínter de Oddi (un procedimiento llamado esfinterotomía endoscópica). Cortar el esfínter de Oddi permite que la bilis pase al intestino delgado. Este procedimiento ayuda a aliviar el dolor, la ictericia y la inflamación. Si sólo se estrecha una única parte de una vía, se puede pasar una sonda a través del endoscopio para colocarla en el punto afectado con el objeto de ensancharlo.

La infección se trata con fármacos antimicrobianos.