Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Inserción de un drenaje torácico

(Drenaje torácico)

Por Noah Lechtzin, MD, MHS, Johns Hopkins University School of Medicine

La inserción de un tubo de tórax (también llamado tubo de toracostomía) consiste en la introducción de un tubo en el espacio entre el pulmón y la pared del tórax (llamado espacio pleural). El procedimiento se realiza para drenar el aire del espacio si el pulmón está colapsado (una patología llamada neumotórax). También se hace a veces para drenar el líquido situado en el espacio pleural (llamado derrame pleural), particularmente si el líquido se acumula continuamente de modo que no se puede drenar todo a la vez.

La inserción de un tubo de tórax se hace con la persona despierta, aunque a veces se le da un sedante. El médico anestesia la zona entre dos costillas: luego se hace una pequeña incisión y se inserta el tubo. El tubo está conectado a un sistema de aspiración. Suele realizarse una radiografía de tórax después de la inserción del tubo para confirmar que ha sido colocado de forma correcta. Las complicaciones son poco frecuentes y no suelen ser graves. Pueden incluir dolor de pecho, punción del pulmón o del diafragma, acumulación de aire bajo la piel e infección. Si una gran cantidad de líquido que ha estado presente durante semanas o meses se extrae rápidamente, se puede acumular líquido dentro del propio pulmón (edema pulmonar). En ocasiones, es necesario reemplazar el tubo porque se acoda, se sale, o se obstruye por un coágulo de sangre.