Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

La mediastinoscopia y la mediastinotomía

Por Noah Lechtzin, MD, MHS, Johns Hopkins University School of Medicine

La mediastinoscopia es el examen visual directo de la zona interior del tórax entre ambos pulmones (el mediastino) mediante un tubo de observación (mediastinoscopio). La mediastinotomía es la apertura quirúrgica del mediastino. El mediastino contiene el corazón, la tráquea, el esófago, el timo y ganglios linfáticos. Casi todas las mediastinoscopias se realizan para diagnosticar la causa que justifique la presencia de ganglios linfáticos agrandados en las zonas profundas del tórax o para evaluar la extensión de un cáncer de pulmón antes de llevar a cabo una cirugía de tórax (toracotomía).

La mediastinoscopia se lleva a cabo en quirófano bajo anestesia general. Se practica una pequeña incisión justo por encima del esternón. A continuación, se introduce el instrumento en el tórax por delante de la tráquea, lo que permite observar los contenidos del mediastino junto a la tráquea y obtener muestras para su diagnóstico si es necesario. La mediastinotomía da acceso directo a las estructuras que son inaccesibles por mediastinoscopia. Aunque la mediastinoscopia y la mediastinotomía suelen ser muy seguras, en ocasiones se producen complicaciones, incluyendo reacciones a fármacos anestésicos, infección y lesiones en los pulmones que hacen que el aire se escape hacia el espacio pleural (neumotórax). Otras complicaciones más raras pero más graves incluyen sangrado causado por la lesión de uno de los grandes vasos sanguíneos adyacentes al corazón y la lesión de un nervio del tórax (que puede causar ronquera).