Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Beriliosis

Por Lee S. Newman, MD, MA, Professor, Departments of Environmental and Occupational Health and Epidemiology;Professor of Medicine, Division of Pulmonary Sciences and Critical Care Medicine, Colorado School of Public Health;Colorado University Anschutz

La beriliosis (o enfermedad por berilio) es una inflamación pulmonar causada por la inhalación de polvo o vapores que contienen berilio.

  • La mayoría de las personas con beriliosis tienen un desarrollo gradual de tos, dificultad para respirar, fatiga y sudoración nocturna.

  • El diagnóstico se basa en la historia personal de exposición, la radiografía de tórax, la tomografía computarizada y las pruebas de reacción del sistema inmunitario al berilio.

  • Para el tratamiento pueden ser necesarios oxígeno y corticoesteroides.

  • Algunas personas necesitan tomar corticoesteroides de por vida, y algunas necesitan un trasplante de pulmón.

En el pasado, el berilio se extraía de las minas para su uso en las industrias químicas y electrónicas y en la fabricación de lámparas de luz fluorescente. En la actualidad, el berilio se utiliza principalmente en la industria aeroespacial y en la fundición y moldeamiento del aluminio. Junto con los trabajadores de estas industrias, algunas personas que vivían cerca de las refinerías de berilio también desarrollaron beriliosis.

La diferencia entre la beriliosis y otras enfermedades pulmonares ambientales (ver Introducción a las enfermedades pulmonares de origen ambiental) es que, a niveles bajos de exposición, los problemas pulmonares parecen producirse solo en individuos sensibles al berilio y que representan aproximadamente del 2 al 6% de los que están en contacto con este metal. La enfermedad puede aparecer en tales personas, incluso con una exposición relativamente breve al polvo de berilio.

La beriliosis puede ser:

  • Aguda

  • Crónica

En la actualidad, la beriliosis aguda es muy poco frecuente. La beriliosis aguda se desarrolla de repente, principalmente en forma de inflamación del tejido pulmonar. Los pulmones están rígidos y funcionan mal.

La beriliosis crónica es más común. Se forma tejido anómalo en los pulmones, y los ganglios linfáticos aumentan de tamaño.

Síntomas

Las personas con beriliosis aguda tienen accesos repentinos de tos, dificultad para respirar y pérdida de peso. La beriliosis aguda también afecta a la piel (provoca erupciones) y a los ojos (causa enrojecimiento e irritación).

En la beriliosis crónica, la tos, la dificultad respiratoria, la pérdida de peso, los sudores nocturnos y el cansancio evolucionan de manera gradual, a menudo entre 10 y más de 40 años después de la exposición a la contaminación. Cuando la enfermedad se detecta en su fase inicial, es posible que la beriliosis no haya causado síntomas.

Diagnóstico

  • Análisis de sangre para determinar la alergia al berilio

El diagnóstico se basa en la historia personal de exposición al berilio y sobre los resultados de un análisis de sangre, llamada test de proliferación de linfocitos por berilio (TPLBe), que analiza la alergia al berilio.

Si la enfermedad se encuentra en una etapa más avanzada, los cambios característicos observados en una radiografía de tórax o una tomografía computarizada (TC) ayudan a los médicos a hacer el diagnóstico. Sin embargo, las radiografías y las tomografías computarizadas de las personas con beriliosis se asemejan a las de las personas con otra enfermedad pulmonar llamada sarcoidosis (ver Sarcoidosis). El diagnóstico definitivo se realiza haciendo una prueba en la que se introduce en los pulmones un tubo, llamado broncoscopio, para obtener muestras de tejido pulmonar y células para detectar una reacción alérgica al berilio.

Pronóstico

La beriliosis aguda puede ser grave, incluso mortal. La mayoría de las personas se recuperan al cabo de entre 7 y 10 días, si reciben un tratamiento apropiado. Sin embargo, algunas personas con beriliosis aguda mueren o desarrollan la forma crónica de la enfermedad.

La evolución de la enfermedad en personas que desarrollan síntomas años después de la exposición es completamente distinta. Las personas con beriliosis crónica continúan teniendo síntomas, que tienden a empeorar. Si los pulmones están gravemente dañados por la beriliosis, el corazón puede sufrir debido a un esfuerzo excesivo, que degenera en insuficiencia cardíaca (cor pulmonale, ver Cor pulmonale: un tipo de insuficiencia cardíaca causado por trastornos pulmonares) y muerte.

Prevención

La beriliosis puede prevenirse mediante una estricta limitación a la exposición a berilio.

Tratamiento

  • Para la beriliosis aguda, respiración asistida

  • En la enfermedad crónica por berilio, corticoesteroides

A los enfermos con beriliosis aguda se les administra oxígeno según sea necesario y pueden necesitar un ventilador mecánico para apoyar la respiración. Se prescribe un tratamiento con medicamentos corticoesteroides.

En la beriliosis crónica se puede administrar corticosteroides, como la prednisona oral. Algunas personas han de tomar corticoesteroides durante toda la vida. La vida de algunas personas con beriliosis crónica muy grave depende de un trasplante de pulmón. Otras medidas de apoyo, como la oxigenoterapia, la rehabilitación pulmonar y el tratamiento farmacológico de la insuficiencia cardíaca del lado derecho, se usan según sean necesarias.