Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Enfermedad pleural relacionada con el asbesto

Por Lee S. Newman, MD, MA, Professor, Departments of Environmental and Occupational Health and Epidemiology;Professor of Medicine, Division of Pulmonary Sciences and Critical Care Medicine, Colorado School of Public Health;Colorado University Anschutz

El amianto (asbesto) está compuesto de silicatos minerales fibrosos de diversa composición química. Cuando se inhalan, las fibras de asbesto se adhieren profundamente a los pulmones, causando cicatrices. La inhalación de asbesto también puede producir el engrosamiento de las dos capas de la membrana que recubre los pulmones (la pleura) (ver Introducción a las enfermedades pulmonares de origen ambiental). Estos engrosamientos se denominan placas pleurales. Estas placas no suelen volverse cancerosas.

En ocasiones, la inhalación de fibras de asbesto hace que se acumule líquido en el espacio que se encuentra entre las dos capas pleurales (espacio pleural). Esta acumulación de líquido se denomina derrame pleural no canceroso (benigno) por asbesto.

Las personas con derrame pleural por asbesto no canceroso tienen dificultad respiratoria causada por la acumulación de líquido. Las placas pleurales suelen causar tan solo una leve dificultad en la respiración, como resultado de la rigidez en la pared torácica. A veces, las placas no causan síntomas, pero disminuyen la función pulmonar.

Diagnóstico

  • Pruebas de diagnóstico por la imagen del tórax

Las placas pleurales que se forman en muchas de las personas expuestas al asbesto frecuentemente contienen calcio, lo que facilita su visualización en las radiografías de tórax y en la tomografía computarizada (TC).

Si se aprecia un tumor de la pleura en las radiografías, normalmente se realiza una TC. Si la TC confirma la posible existencia de un tumor, los médicos practican una biopsia (extracción de una pequeña porción de pleura para su examen al microscopio) para determinar si el tumor es canceroso. También puede extraerse y analizarse la presencia de células cancerosas en el líquido que rodea los pulmones (un procedimiento llamado toracocentesis). Sin embargo, normalmente la toracocentesis no es tan precisa como la biopsia pleural.

Tratamiento

  • Tratamiento para aliviar los síntomas

Los síntomas se tratan en función de la necesidad. En ocasiones, los médicos necesitan drenar el líquido mediante la introducción de un tubo en el tórax.