Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Neumonía intersticial inespecífica

Por Harold R. Collard, MD, Associate Professor, Department of Medicine, University of California San Francisco

Es una neumonía intersticial idiopática (ver Introducción a las neumonías intersticiales idiopáticas) que afecta principalmente a mujeres, personas no fumadoras y a personas menores de 50 años.

La mayoría de las personas que tienen una neumonía intersticial inespecífica son mujeres con edades comprendidas entre los 40 y los 50 años. Muchas de ellas no tienen una causa conocida ni factores de riesgo. Sin embargo, se puede desarrollar un proceso similar en personas con enfermedades del tejido conjuntivo (particularmente esclerosis sistémica progresiva y polimiositis o dermatomiositis), en ciertas formas de afectación pulmonar inducida por fármacos y en personas con neumonitis por hipersensibilidad (ver Neumonitis por hipersensibilidad).

Se desarrolla tos seca y disnea a lo largo de meses a años. Puede aparecer febrícula y malestar general, pero son infrecuentes la fiebre elevada, la pérdida de peso y otros síntomas generales de enfermedad.

Diagnóstico

Como en otras neumonías intersticiales idiopáticas se realizan radiografías de tórax y una tomografía computarizada (TC). Las pruebas de la función respiratoria (ver Pruebas funcionales respiratorias (PFR)) suelen mostrar que el volumen de aire retenido por los pulmones es inferior al normal. La cantidad de oxígeno en la sangre es a menudo baja en reposo e incluso inferior durante el ejercicio. Algunas veces los médicos realizan una broncoscopia (ver Broncoscopia) y un lavado de segmentos pulmonares con una solución salina. El líquido resultante del lavado se recoge para su análisis (lavado broncoalveolar). En dicho líquido, más de la mitad de las personas tienen más linfocitos de lo normal (un tipo de glóbulo blanco). Con frecuencia será necesario realizar una biopsia pulmonar.

Tratamiento

Por lo general, los corticoesteroides son eficaces, y en algunas ocasiones también lo son los fármacos inmunodepresores. La supervivencia depende de la gravedad de la enfermedad. Las personas con una forma leve de la enfermedad suelen sobrevivir por lo menos 10 años después de ser diagnosticadas. Sin embargo, la supervivencia disminuye de 3 a 5 años en personas con una enfermedad más grave.