Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Ventilación mecánica

Por Brian K. Gehlbach, MD, Assistant Professor of Medicine, Section of Pulmonary and Critical Care Medicine, University of Chicago ; Jesse B. Hall, MD, Professor Emeritus of Medicine and Anesthesia and Critical Care, University of Chicago School of Medicine

La ventilación mecánica es el uso de una máquina para ayudar a movilizar el aire dentro y fuera de los pulmones.

Algunas personas con insuficiencia respiratoria (ver Insuficiencia respiratoria) necesitan un respirador artificial para facilitar la respiración (una máquina que ayuda a introducir y extraer el aire de los pulmones). La ventilación mecánica puede salvar la vida.

La ventilación mecánica se puede aplicar de muchas maneras. Por lo general, se introduce un tubo de plástico por la nariz o la boca hasta la tráquea. Si la persona en cuestión necesita ventilación mecánica durante más tiempo, se puede insertar el tubo directamente en la tráquea a través de una pequeña incisión en la parte anterior del cuello (traqueotomía). Una traqueotomía es más segura y más cómoda para la ventilación a largo plazo. El tubo se conecta al respirador. La exhalación pasiva se produce a causa de la retracción elástica de los pulmones. Hay muchos tipos de respiradores y modos de funcionamiento, dependiendo del trastorno subyacente. En función de las necesidades de la persona, el respirador suministra oxígeno puro o una mezcla de oxígeno y aire.

Alternativas

Algunas personas no necesitan un soporte completo a su respiración. Estas personas pueden ser tratadas mediante una máscara bien ajustada colocada sobre la nariz o la nariz y la boca. Se suministra una mezcla de oxígeno y aire a presión a través de la máscara. La presión ayuda a los esfuerzos respiratorios de la persona afectada y evita la fatiga de los músculos respiratorios. En aproximadamente la mitad de las personas con insuficiencia respiratoria, esta técnica (llamada presión de aire positiva de dos niveles o presión positiva continua en vía aérea) puede evitar la necesidad de intubar la tráquea. El uso de la presión de aire positiva de dos niveles por la noche ayuda a las personas cuya insuficiencia respiratoria se debe a la debilidad muscular, ya que después de descansar por la noche, los músculos respiratorios son capaces de funcionar con mayor eficacia durante el día.

Complicaciones

Al introducir aire en los pulmones a demasiada presión o con un volumen demasiado alto puede producirse una sobrecarga pulmonar y causar una lesión. A veces se rompen los frágiles alvéolos (pequeños sacos de aire en los pulmones), lo que permite que el aire se acumule alrededor del pulmón y lo colapse, un trastorno denominado neumotórax (ver Neumotórax). Para evitar estos problemas, los médicos tratan de limitar el volumen y la presión del aire suministrado por el respirador. Por otro lado, una presión y un volumen demasiado bajos pueden no conseguir movilizar suficiente aire, haciendo que la sangre se vuelva demasiado ácida y que las vías respiratorias de pequeño calibre y los alvéolos permanezcan cerrados. Los médicos mantienen una vigilancia constante y ajustan la frecuencia y el tamaño de las respiraciones emitidas por el respirador y la presión del mismo para lograr un equilibrio adecuado.

Aunque la mayoría de las personas que reciben ventilación mecánica necesitan oxígeno adicional, demasiado oxígeno puede dañar los pulmones. Los médicos controlan el nivel de oxígeno necesario para cada persona.

Las personas que reciben ventilación mecánica, en particular con intubación traqueal, pueden experimentar agitación, que se puede controlar con fármacos sedantes, como propofol, lorazepam y midazolam, o los opiáceos, como morfina o fentanilo. Estos medicamentos también pueden ayudar a aliviar la disnea.

Con la tráquea intubada, las bacterias de la nariz y la boca pueden entrar fácilmente en los pulmones y causar una infección grave. Estas infecciones deben ser diagnosticadas y tratadas lo antes posible.

Dado que los pacientes con ventilación mecánica no pueden comer, habitualmente se les suministra apoyo nutricional con suplementos de líquido a través de un tubo colocado en el estómago.

Recursos en este artículo