Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Masas mediastínicas

Por Richard W. Light, MD, Vanderbilt University Medical Center

Las masas mediastínicas están formadas por tumores, sacos llenos de fluido (quistes) y otras anomalías en los órganos del mediastino. Estos órganos incluyen el corazón, la glándula del timo, algunos ganglios linfáticos y parte del esófago, la aorta y las glándulas tiroides y paratiroides.

  • Estas masas pueden ser asintomáticas o pueden causar dolor torácico, pérdida de peso, fiebre, dificultad para tragar, tos o dificultad para respirar, sobre todo en niños.

  • Para el diagnóstico, se necesitan radiografías de tórax, tomografía computarizada (TC) y biopsia.

  • El tratamiento depende de la causa de la masa.

Los médicos clasifican las masas según la parte del mediastino donde se desarrollan: anterior, media o posterior (ver Introducción a los trastornos pleurales y del mediastino). La zona en la que se desarrolla la masa puede dar una pista de la causa.

Las masas mediastínicas pueden ser:

  • Maligno

  • Benigno

Las masas no cancerosas incluyen quistes en el corazón y bultos que se desarrollan en la pared de un órgano, como en el esófago (divertículos) o la aorta (aneurismas). Los órganos pueden hipertrofiarse, como ocurre cuando se forma un bocio en la glándula tiroidea o cuando los ganglios linfáticos aumentan de tamaño a causa de un cáncer (linfoma) o de una infección. Los niños pueden tener defectos de nacimiento en el mediastino (por ejemplo, quistes, anomalías de los vasos sanguíneos o desarrollo anómalo del esófago).

Síntomas

A veces, las masas del mediastino no causan síntomas, especialmente las masas pequeñas en adultos. En niños es más probable que dichas masas, incluidos los cánceres, sí causen síntomas.

Los más comunes en adultos y niños son dolor torácico y pérdida de peso. Algunas masas causan fiebre; otras, dificultad para tragar. En niños, es más habitual que las masas mediastínicas causen tos o dificultad respiratoria, a causa de la compresión ejercida sobre las vías respiratorias.

Diagnóstico

  • Radiografía de tórax

A menudo, las masas del mediastino se descubren cuando se realiza una radiografía de tórax u otra prueba de diagnóstico por la imagen para evaluar síntomas como dolor torácico, tos o dificultad para respirar, o cuando se llevan a cabo dichas pruebas por alguna otra razón. Por lo general se necesitan pruebas adicionales, como TC y biopsia, para determinar la causa de la masa.

Tratamiento

  • El tratamiento depende de la causa

El tratamiento depende de la causa. Si la masa no es un cáncer y no provoca síntomas, los médicos pueden controlar a la persona afectada de forma regular en vez de tratar la masa. Los cánceres se pueden extirpar quirúrgicamente o tratarse con quimioterapia. Las infecciones que causan inflamación de los ganglios linfáticos por lo general se tratan con antibióticos o fármacos antimicóticos.