Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a la gastritis y a la úlcera gastroduodenal

Por Michael C. DiMarino, MD, Clinical Assistant Professor, Sidney Kimmel Medical College at Thomas Jefferson University

La gastritis y la úlcera gastroduodenal suponen un daño de las mucosas del estómago o el duodeno (el primer segmento del intestino delgado). Estos trastornos suelen estar causados por los ácidos gástricos (especialmente el ácido clorhídrico), las enzimas digestivas (especialmente la pepsina), la infección por Helicobacter pylori y el uso de ciertos fármacos, como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE). En el síndrome de Zollinger-Ellison, un tumor (que suele estar localizado en el duodeno), el páncreas o estructuras adyacentes producen una hormona denominada gastrina que provoca que el estómago produzca ácido en exceso.

Por lo general, el revestimiento del estómago está protegido por ciertos mecanismos de defensa. Las células que revisten el estómago secretan moco y bicarbonato. El moco recubre las células del interior del estómago para protegerlo del daño que podrían causarle el ácido y las enzimas digestivas. El bicarbonato del interior del moco ayuda a neutralizar el ácido gástrico. Cuando estos mecanismos de defensa se rompen, por ejemplo, por la bacteria Helicobacter pylori o la aspirina (ácido acetilsalicílico), la persona puede desarrollar gastritis o úlcera gastroduodenal.