Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a las lesiones esofágicas

Por Michael C. DiMarino, MD, Clinical Assistant Professor, Sidney Kimmel Medical College at Thomas Jefferson University

El esófago es relativamente inmune a las lesiones, pero puede dañarse gradualmente a causa del reflujo de ácido del estómago (reflujo gastroesofágico o ERGE, ver Reflujo gastroesofágico (ERGE)). También puede dañarse repentinamente por productos cáusticos o ácidos (ver Esofagitis erosiva), medicamentos irritantes, objetos punzantes o por una presión extrema. La presión extrema puede darse durante un vómito violento, y un vómito violento puede causar desgarros en el esófago (ver Desgarro esofágico (síndrome de Mallory-Weiss) y ver Rotura esofágica).

Las heridas repentinas pueden causar dolor, a menudo descrito como un dolor agudo por debajo del esternón. También pueden causar hemorragia, que sería evidente en el vómito o en las heces. Puede producirse un desvanecimiento por causa del dolor, especialmente en casos de rotura del esófago. Esta rotura permite el paso de los alimentos al mediastino (la zona del tórax limitada por el esternón en la parte anterior, la columna vertebral en la parte posterior, la entrada a la cavidad torácica en la parte superior y el diafragma en la inferior) y causa mediastinitis.

Los médicos utilizan varios métodos para diagnosticar las lesiones del esófago. Estos métodos son la esofagoscopia y diferentes tipos de radiografías.

El tratamiento depende de la causa de la lesión.