Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Hernia inguinal

Por Parswa Ansari, MD, Assistant Professor and Program Director in Surgery, Hofstra Northwell - Lenox Hill Hospital, New York

Una hernia inguinal es la protrusión de una parte del intestino a través de una abertura en la pared abdominal en la ingle.

  • Las personas afectadas presentan una protuberancia indolora en la ingle o en el escroto.

  • Para el diagnóstico puede recurrirse a la tomografía computarizada o a la ecografía.

  • Se practica la cirugía si las personas afectadas por este tipo de hernia son mujeres, si la hernia causa síntomas, o si existe riesgo de estrangulamiento o encarcelación.

Qué es una hernia inguinal

En la hernia inguinal, una porción del intestino se abre paso por un orificio de la pared abdominal hacia el conducto inguinal. El conducto inguinal contiene el cordón espermático, que consta del conducto deferente, los vasos sanguíneos, los nervios y otras estructuras. Antes de nacer, los testículos, que se forman en el abdomen, pasan a través del conducto inguinal y descienden hacia el escroto.

Una hernia inguinal puede deslizarse a través de la ingle y desplazarse al interior del escroto. En otras zonas se producen otros tipos de hernias (como las umbilicales y las femorales). En el caso de la hernia inguinal, la abertura en la pared abdominal puede ser congénita o bien desarrollarse después, en cualquier momento.

Síntomas

Por lo general, las hernias inguinales producen una protuberancia indolora en la ingle o en el escroto. El abultamiento suele aumentar de tamaño estando en pie y reducirse estando acostado, debido a que el intestino se mueve hacia atrás y hacia adelante por el efecto de la gravedad. A veces, una parte del intestino queda aprisionada en el escroto (incarceración). Si el intestino queda aprisionado, el suministro de sangre al intestino queda interrumpido (estrangulación). El intestino estrangulado muere (se gangrena) en unas horas.

Diagnóstico

  • Exploración por un médico

  • A veces, pruebas de diagnóstico por la imagen

El médico basa el diagnóstico de la hernia inguinal en una exploración física. Mientras la persona está de pie, el médico examina la ingle y le pide a la persona que tosa. El hecho de toser aumenta la presión en la cavidad abdominal Si la persona tiene una hernia inguinal, la tos hará que la hernia protuya hacia fuera, por lo que es más fácil que el médico la detecte. Además, en los hombres, el médico coloca un dedo en un pliegue en la parte superior del escroto y empuja hacia arriba, hacia la cavidad abdominal para detectar una hernia.

Algunas veces el médico realiza una ecografía o una tomografía computarizada (TC) para ayudar a determinar el diagnóstico.

Tratamiento

  • Reparación quirúrgica

Las hernias inguinales en mujeres y aquellas que causan síntomas en los hombres se deben reparar quirurgicamente. En los hombres que tienen una hernia inguinal que no causa síntomas, no es necesaria la cirugía a menos que estos aparezcan. La cirugía puede realizarse cuando le convenga a la persona afectada.

En el caso de hernias estranguladas y encarceladas, se lleva a cabo una intervención quirúrgica de urgencia en la que se saca el intestino del conducto inguinal.

Recursos en este artículo