Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Diabetes insípida central

(Vasopresina-sensible diabetes insípida)

Por Ian M. Chapman, MBBS, PhD, Professor of Medicine, Discipline of Medicine, University of Adelaide, Royal Adelaide Hospital

(Véase también Introducción a la hipófisis.)

La diabetes insípida central consiste en una carencia de vasopresina (la hormona antidiurética), que da lugar a una producción excesiva de orina muy diluida (poliuria).

  • Las causas son muy diversas, como, por ejemplo, un tumor cerebral, lesión cerebral, cirugía cerebral, tuberculosis y algunos otros tipos de enfermedades.

  • Los síntomas principales son sed exagerada y producción excesiva de orina.

  • El diagnóstico se basa en los análisis de orina y de sangre y en la prueba de la sed.

  • El tratamiento consiste en la administración de los fármacos vasopresina o desmopresina mediante aerosol nasal.

La vasopresina es una hormona producida por el hipotálamo (una región del cerebro que se encuentra justo por encima de la hipófisis) y se almacena y libera del lóbulo posterior de la hipófisis. La vasopresina ayuda a regular la cantidad de agua en el cuerpo dando señales a los riñones para que disminuyen la cantidad de orina que producen (ver Equilibrio delicado). Debido a que un diurético es una sustancia que aumenta la producción de orina, nos hemos referido a la vasopresina anteriormente como la hormona antidiurética.

Causas

La diabetes insípida central es consecuencia de una deficiencia de la vasopresina. La deficiencia puede ser:

  • Heredada

  • causada por otros trastornos

  • De causa desconocida

Otros trastornos que pueden causar diabetes insípida central incluyen el daño accidental hecho durante una cirugía en el hipotálamo o la hipófisis; una lesión cerebral, especialmente si se trata de una fractura de la base del cráneo; un tumor; la sarcoidosis o la tuberculosis; un aneurisma (una protuberancia en la pared de una arteria) u obstrucción en las arterias que van al cerebro; algunas formas de encefalitis o meningitis; y la rara enfermedad de histiocitosis de células de Langerhans.

La diabetes insípida nefrogénica es otro tipo de diabetes insípida en el que hay una cantidad adecuada de vasopresina pero anormalidades en los riñones provocan que no respondan a la vasopresina.

Síntomas

Los síntomas aparecen de forma gradual o de forma repentina a cualquier edad. Con frecuencia los únicos síntomas son:

  • Sed excesiva

  • Producción excesiva de orina

La persona orina en exceso y con frecuencia se despierta durante la noche para orinar. Se pueden llegar a beber cantidades enormes de líquido, de 3 a 30 L al día, para compensar este exceso de orina. El agua helada suele ser la bebida preferida. Si no se logra compensar, puede producirse con rapidez una deshidratación lo que da lugar a hipotensión y choque. Se siguen eliminando grandes cantidades de orina diluida, lo que es especialmente evidente durante la noche.

Diagnóstico

  • Prueba de restricción hídrica

Se sospecha diabetes insípida cuando existe poliuria (exceso de orina). En primer lugar, se analiza la cantidad de azúcar en la orina para descartar que se trate de una diabetes mellitus (una causa más común de micción excesiva). Los análisis de sangre muestran concentraciones anómalas de muchos electrólitos, incluido un valor alto de sodio.

La prueba de restricción hídrica es la mejor prueba para diagnosticar la diabetes insípida central. En esta prueba se miden la producción de orina, las concentraciones de electrólitos en la sangre y el peso, de forma periódica durante un intervalo de unas 12 horas, durante este tiempo no se puede ingerir ninguna clase de bebida. Se supervisa el estado del afectado durante el transcurso de la prueba. Al final de las 12 horas (o antes si la presión arterial disminuye, si la frecuencia cardíaca aumenta o si se pierde más del 5% del peso corporal) se interrumpe la prueba y se inyecta vasopresina. El diagnóstico de diabetes insípida central se confirma si, en respuesta a la vasopresina, el exceso de micción se detiene, la orina resulta más concentrada, la presión arterial aumenta y el corazón late con más normalidad. Si, después de la inyección, la micción excesiva persiste, la orina permanece diluida y la presión arterial y la frecuencia cardíaca no experimentan ningún cambio, se diagnostica diabetes insípida nefrógena.

Tratamiento

  • Desmopresina

Se puede suministrar desmopresina (una forma de vasopresina de acción más prolongada) mediante un aerosol nasal dos veces al día, o bien en forma de comprimido. La dosis debe ajustarse para mantener el equilibrio hídrico del organismo y una producción normal de orina. Sin embargo, una administración excesiva de vasopresina puede provocar retención de líquidos, hinchazón y otras alteraciones. Si se padece diabetes insípida y debe realizarse una intervención quirúrgica o se está inconsciente, se suele inyectar vasopresina.

A veces, la diabetes insípida central se controla con fármacos que estimulan la producción de vasopresina, tales como la clorpropamida, la carbamazepina, el clofibrato y los diuréticos tiacídicos. En los casos graves de diabetes insípida es poco probable que estos fármacos consigan aliviar completamente los síntomas.