Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Trastornos del bazo e inmunodeficiencia

Por James Fernandez, MD, PhD, Clinical Assistant Professor of Medicine, Cleveland Clinic Lerner College of Medicine at Case Western Reserve University; Director, Allergy and Clinical Immunology, Louis Stokes VA Medical Center, Wade Park; Cleveland Clinic, Staff, Department of Allergy and Clinical Immunology,

El bazo es fundamental para el funcionamiento del sistema inmunitario. Filtra la sangre, apartando y destruyendo las bacterias y otros microorganismos infecciosos presentes en el torrente sanguíneo. También produce anticuerpos (inmunoglobulinas).

En los casos de ausencia de bazo congénita o cuando el bazo ha sido dañado o extirpado debido a una enfermedad, existe un riesgo mayor de contraer infecciones bacterianas graves.

Cuando no se tiene bazo, se administran las vacunas neumocócica y meningocócica, además de las vacunas habituales de la infancia.

Si se padece una enfermedad del bazo o no se tiene bazo, se deben tomar antibióticos a la primera señal de infección. Los niños que carecen de bazo deben tomar antibióticos, generalmente penicilina o ampicilina, de forma continua por lo menos hasta los 5 años de edad, a fin de evitar una infección en el torrente sanguíneo. Si también padecen una inmunodeficiencia, deben tomar antibióticos de forma indefinida.