Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción al apoyo nutricional

Por David R. Thomas, MD

Muchas personas desnutridas (ver Desnutrición) necesitan apoyo nutricional (nutrición adicional), ya que por lo general necesitan consumir más calorías y más nutrientes, tales como vitaminas y minerales. El apoyo nutricional se destina a aumentar la cantidad de tejido muscular (masa muscular).

Siempre que sea posible, los nutrientes se administran por vía oral, de forma ideal a través de los alimentos habituales. Se pueden usar varias estrategias si las personas son reacias a comer:

  • Alentar a las personas a comer

  • Alentar la ingesta de pequeñas cantidades y a menudo

  • Calentar o condimentar los alimentos

  • Proporcionarles sus alimentos favoritos u otros con un sabor más intenso

  • Hacer de los tiempos de las comidas una prioridad al planificar las actividades del día

  • Ayudarles a comer si es necesario

Sin embargo, estas estrategias no son suficientes para algunas personas. Por ejemplo, no ayudan a las que no pueden comer debido a lesiones u otros problemas físicos (tales como dificultad para tragar) o a quienes les cuesta absorber nutrientes. Pueden necesitar apoyo nutricional (a veces llamada la alimentación artificial, ya que utiliza mezclas de nutrientes comerciales en lugar de alimentos). Los nutrientes se pueden administrar a través de una fina sonda de plástico (sonda de alimentaciónver Alimentación por sonda), que por lo general se introduce a través de la nariz, o de un catéter insertado en una vena (alimentación intravenosa ver Alimentación intravenosa). Con la alimentación por sonda, los nutrientes van directamente al estómago o al intestino delgado.

Generalmente no se recomienda la alimentación artificial (ver Apoyo nutricional para personas moribundas o con demencia grave) para personas moribundas o con demencia avanzada.

Determinar las necesidades nutricionales

Antes de iniciar el apoyo nutricional, primero los médicos deben determinar la cantidad y la mezcla de nutrientes necesarios para suministrar energía, que se mide en calorías. El número de calorías necesario varía dependiendo del peso, el nivel de actividad, y las demandas creadas por la enfermedad. La mezcla de nutrientes típicamente incluye hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales, fibra y líquidos. Por lo general, los médicos estiman estas necesidades a través de ecuaciones basadas en el peso, la altura, la edad, el sexo y el nivel de actividad. Ajustan los requisitos si la persona padece un trastorno que aumenta la necesidad de calorías, como una enfermedad grave, una insuficiencia renal, una infección, una lesión o una cirugía reciente. Algunos centros utilizan una técnica especial para obtener una estimación más precisa, que mide la cantidad de oxígeno inhalado y la cantidad de dióxido de carbono exhalado: un indicador de la cantidad de energía que el cuerpo utiliza.

¿Sabías que...?

  • Ciertos trastornos, como las enfermedades graves, una insuficiencia renal, las infecciones, las lesiones y una cirugía, pueden incrementar la necesidad de nutrientes.

Control del apoyo nutricional

Los profesionales de la salud deben administrar cuidadosamente los métodos de alimentación artificial para asegurar que las personas están recibiendo los nutrientes que necesitan y evitar problemas, como las infecciones. Para determinar si el apoyo nutricional es adecuado y efectivo, los médicos controlan regularmente los factores tales como los siguientes:

  • El índice de masa corporal (IMC; el peso en kilogramos dividido por la estatura en metros elevada al cuadrado)

  • La composición corporal (la cantidad de grasa y el tejido muscular ver figura Graso frente a magro: composición corporal)

  • Las sustancias en la sangre, la orina y las heces que indican el estado nutricional

  • La fuerza muscular (por ejemplo, mediante la medición de fuerza al empuñar la mano)

Un aumento de la fuerza muscular indica un aumento de la masa muscular y por lo tanto la mejora del estado nutricional.

Recursos en este artículo