Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Selenio

Por Larry E. Johnson, MD, PhD, University of Arkansas for Medical Sciences;Central Arkansas Veterans Healthcare System

El selenio se encuentra en todos los tejidos; junto con la vitamina E, actúa como antioxidante. Protege las células del daño causado por los radicales libres, que son subproductos reactivos de la actividad celular normal. También ayuda a proteger al organismo de algunos tipos de cáncer y es necesario para que la glándula tiroidea funcione de forma adecuada.

Carencia de selenio

La carencia de selenio es poco frecuente, incluso en Nueva Zelanda y en Finlandia, donde la ingestión de selenio es baja. En algunas zonas de China, donde la ingestión de selenio es aún menor, quienes presentan un déficit de selenio son más propensos a padecer la enfermedad de Keshan, una infección vírica que afecta en especial a niños y a mujeres jóvenes. Esta enfermedad daña las paredes del corazón y provoca así una miocardiopatía.

Los niños en fase de crecimiento con carencia de selenio pueden desarrollar un trastorno incapacitante, que avanza muy despacio, de las articulaciones y de los huesos (enfermedad de Kashin-Beck). Esta enfermedad es común en Siberia y en China.

La carencia de selenio puede combinarse con la de yodo y causar bocio e hipotiroidismo.

La sospecha de carencia de selenio se basa en los factores personales y en los síntomas. Si es posible, se realizan análisis de sangre para detectar este déficit.

El tratamiento con suplementos de selenio suele ser suficiente para la recuperación completa. La ingesta de estos suplementos previene la miocardiopatía derivada de la enfermedad de Keshan, pero no la cura.

Exceso de selenio

Tomar más de 1 mg diario de un suplemento de selenio de venta libre tiene efectos nocivos. Los síntomas incluyen náuseas, vómitos, diarrea, alopecia (caída del cabello), alteraciones en las uñas, erupciones cutáneas, fatiga y daños neurológicos. El aliento suele oler a ajo.

El diagnóstico se basa en los síntomas, en especial la rápida caída del cabello.

El tratamiento consiste en ingerir menos selenio.