Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Tiamina

(Vitamina B1; tiamina)

Por Larry E. Johnson, MD, PhD, University of Arkansas for Medical Sciences;Central Arkansas Veterans Healthcare System

La tiamina (vitamina B1) está presente en muchos alimentos. Es esencial para asimilar (metabolizar) los hidratos de carbono (para producir energía) y para el funcionamiento normal de los nervios y del corazón. No es una sustancia tóxica.

Carencia de tiamina

(beriberi)
  • El déficit de tiamina puede ser consecuencia de una dieta compuesta principalmente por harina blanca, azúcar blanco y otros hidratos de carbono refinados.

  • Al comienzo, los síntomas son imprecisos, tales como fatiga e irritabilidad, pero si el déficit es grave (beriberi) afecta a los nervios, los músculos, el corazón y el cerebro.

  • El diagnóstico se basa en los síntomas.

  • La carencia se corrige con suplementos de tiamina, que suelen administrarse por vía oral.

A menudo está acompañada de otras carencias de vitamina B. Puede ser consecuencia de un déficit en la dieta, como ocurre en adultos jóvenes con anorexia grave o cuando la dieta se compone principalmente de hidratos de carbono refinados (como el arroz blanco, la harina blanca y el azúcar blanco). El proceso de refinamiento del arroz elimina casi todas las vitaminas.

Los alcohólicos, que a menudo sustituyen los alimentos por alcohol y que, por tanto, no consumen suficiente tiamina, tienen un alto riesgo de desarrollar esta carencia. Además, el alcohol interfiere en la absorción y en el metabolismo de esta vitamina.

Su carencia también puede deberse a trastornos o enfermedades que aumentan la necesidad del organismo de consumir tiamina, como los trastornos tiroideos, el embarazo, la lactancia materna, el ejercicio intenso y la fiebre. Las alteraciones hepáticas también interfieren en el metabolismo de la vitamina. Tener diarrea durante mucho tiempo impide su absorción, lo que da lugar a un déficit.

Síntomas

Los primeros síntomas son indefinidos; incluyen cansancio, irritabilidad, mala memoria, inapetencia, trastornos del sueño, malestar abdominal y pérdida de peso. Con el tiempo se produce una carencia importante de tiamina (beriberi), caracterizada por alteraciones nerviosas, cerebrales y cardíacas. Las diferentes formas de beriberi presentan síntomas distintos.

Beriberi seco

Se manifiesta con anomalías nerviosas y musculares. Los síntomas incluyen sensación de hormigueo en los dedos de los pies, sensación de ardor en los pies que se recrudece por la noche, y calambres y dolor en las piernas. Los músculos se debilitan y consumen (atrofia muscular).

Beriberi húmedo

Este tipo de beriberi da lugar a anomalías cardíacas. El corazón bombea más sangre y late más deprisa, a la vez que los vasos sanguíneos se ensanchan (dilatan), lo que provoca que la piel se caliente y se humedezca. Puesto que el corazón no puede seguir trabajando a este ritmo, con el tiempo se produce una insuficiencia cardíaca. Como resultado, se acumula líquido en las piernas (edema) y en los pulmones (congestión), y la presión arterial desciende notablemente, lo que lleva a un choque y a la muerte.

Alteraciones cerebrales

La carencia de tiamina causa, sobre todo en los alcohólicos, alteraciones cerebrales que pueden estar presentes sin tener ningún síntoma, hasta que sucede algo que agrava aún más este déficit, como por ejemplo una borrachera. Los síntomas también pueden aparecer después de administrar hidratos de carbono por vía intravenosa a una persona alcohólica. Esto se debe a que los hidratos de carbono adicionales aumentan la necesidad de tiamina. Estas alteraciones cerebrales se denominan síndrome de Wernicke-Korsakoff (ver Síndrome de Wernicke-Korsakoff), el cual tiene dos fases:

  • La encefalopatía de Wernicke (ver Encefalopatía de Wernicke) causa confusión, dificultad para andar y problemas oculares, incluida la aparición de movimientos oculares involuntarios (nistagmo) y parálisis ocular parcial. Si no se trata con la rapidez necesaria, los síntomas empeoran y se produce el coma e incluso la muerte.

  • La psicosis de Korsakoff (ver Síndrome de Korsakoff) provoca pérdida de memoria de los acontecimientos recientes, confusión y una tendencia a inventar hechos para llenar los vacíos en la memoria (fabulación).

Beriberi infantil

Esta forma de beriberi se presenta en lactantes (por lo general, entre las 3 y las 4 semanas de vida) alimentados por una madre que tiene carencia de tiamina. Puede producirse una insuficiencia cardíaca repentina, pérdida de voz (afonía) parcial y ausencia de algunos reflejos.

Diagnóstico

  • Exploración física

  • Alivio de los síntomas cuando se toman suplementos de tiamina

El diagnóstico se basa en los síntomas. No siempre se dispone de las pruebas para confirmarlo. Suelen hacerse análisis de sangre para medir las concentraciones de electrólitos y descartar otras posibles causas. El diagnóstico se confirma si los suplementos de tiamina alivian los síntomas.

Tratamiento

  • suplementos de tiamina

Todas las formas de la carencia se tratan con estos suplementos, que normalmente se ingieren por vía oral, aunque cuando los síntomas son graves se administran por vía intravenosa. Dado que, por lo general, el déficit de tiamina se presenta junto con otras carencias de vitaminas B, suele administrarse un complejo vitamínico durante varias semanas. Se recomienda comer de manera saludable y consumir una o dos veces la ingesta diaria recomendada de vitaminas. No debe tomarse nada de alcohol.

El síndrome de Wernicke-Korsakoff, que es una urgencia médica, se trata con dosis altas de tiamina por vía intravenosa o mediante inyección intramuscular durante varios días. Debe abandonarse el consumo de alcohol. A las personas que podrían ser alcohólicas y deben recibir alimentación por vía intravenosa, se les suministran primero suplementos de tiamina para contrarrestar la probabilidad de sufrir una carencia de esta vitamina. De esta forma se previene el síndrome de Wernicke-Korsakoff o su empeoramiento.

El tratamiento suele llevar a la recuperación completa, aunque algunos pacientes con síndrome de Wernicke-Korsakoff sufren daños cerebrales permanentes. Los síntomas del beriberi pueden recidivar años después de una recuperación aparente.