Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Vitamina B 12

(cobalaminas)

Por Larry E. Johnson, MD, PhD, University of Arkansas for Medical Sciences;Central Arkansas Veterans Healthcare System

La vitamina B12 (cobalamina), junto con el ácido fólico, es necesaria en la formación y en la maduración de los glóbulos rojos (eritrocitos), y en la síntesis del ADN (ácido desoxirribonucleico), que es el material genético de las células. La vitamina B12 también es necesaria para el funcionamiento normal de los nervios. A diferencia de casi todas las demás vitaminas, la B12 se almacena en grandes cantidades, sobre todo en el hígado, hasta que es requerida por el organismo. Si se deja de consumir, los depósitos en el organismo duran entre 3 y 5 años antes de agotarse.

No deben tomarse dosis altas de vitamina B12 como si fuera una panacea, aunque no se ha observado que sea tóxica.

Carencia de vitamina B 12

  • La carencia de esta vitamina da lugar a anemia, lo que a su vez provoca palidez, debilidad, fatiga y, si es grave, dificultad respiratoria y mareos.

  • Un déficit grave puede provocar un daño neurológico y, en consecuencia, ocasionar hormigueo o pérdida de sensibilidad en las manos y los pies, debilidad muscular, pérdida de reflejos, dificultad para caminar, confusión y demencia.

  • El diagnóstico se basa en análisis de sangre.

  • Los síntomas debidos a la anemia remiten ingiriendo dosis altas de suplementos de vitamina B12.

  • Pueden persistir los síntomas provocados por el daño neurológico, como la demencia en las personas mayores.

La vitamina B12 se encuentra en los alimentos de origen animal. Por lo general, la vitamina B12 es absorbida en el último segmento del intestino delgado (íleon), que comunica con el intestino grueso. Sin embargo, para que esto pueda ocurrir, la vitamina debe estar combinada con el factor intrínseco, una proteína que se produce en el estómago. Sin el factor intrínseco, la vitamina B12 se desplaza por el intestino y se expulsa con las heces.

Puesto que la vitamina B12 es necesaria para la formación de células sanguíneas maduras, su déficit puede dar lugar a anemia (ver Anemia por carencia de vitaminas). Este trastorno se caracteriza por la presencia de glóbulos rojos anormalmente grandes (macrocitos) y por glóbulos blancos (leucocitos) que presentan anomalías en el núcleo. Puesto que una gran cantidad de vitamina B12 se almacena en el hígado, puede que esta enfermedad no se desarrolle hasta 3 a 5 años después de que comience a haber un déficit.

La carencia de vitamina B12 puede causar daños neurológicos (neuropatía), aun cuando no se desarrolle anemia, sobre todo en las personas mayores de 60 años.

Causas

Hay carencia de vitamina B12 cuando no se consume suficiente vitamina B12 o cuando el organismo no absorbe o no almacena una cantidad suficiente.

Consumo inadecuado

Existe carencia de vitamina B12 cuando no se consume ningún producto de origen animal (veganos), a menos que se tomen suplementos. Si una madre vegana amamanta a su bebé, este corre el riesgo de padecer una carencia de vitamina B12.

Absorción inadecuada

La causa más común de carencia de vitamina B12 es una absorción inadecuada, que puede estar provocada los siguientes trastornos:

  • Sobrecrecimiento bacteriano en parte del intestino delgado

  • Trastornos de malabsorción (como la enfermedad inflamatoria intestinal, la celiaquía o ciertos trastornos pancreáticos)

  • Enfermedad inflamatoria intestinal

  • Infección por la tenia del pescado

  • Sida

  • Extirpación quirúrgica del segmento del intestino delgado donde se absorbe la vitamina B12

  • Medicamentos como los antiácidos y la metformina (que se utiliza para tratar la diabetes)

  • Ausencia del factor intrínseco

  • Disminución de la acidez estomacal (frecuente en las personas mayores)

El factor intrínseco puede estar ausente debido a la presencia de anticuerpos anómalos, producidos por un sistema inmunitario hiperactivo, que atacan y destruyen las células del estómago que elaboran el factor intrínseco (esta reacción se denomina gastritis atrófica metaplásica autoinmunitaria). Otro motivo de su ausencia puede ser la resección quirúrgica de la zona del estómago donde se produce. La carencia de vitamina B12 por ausencia de factor intrínseco causa anemia perniciosa.

En las personas mayores, la absorción puede ser inadecuada debido a que la acidez estomacal es menor. Esta acidez disminuida reduce la capacidad del organismo para extraer la vitamina B12 de las proteínas de la carne. Sin embargo, la vitamina B12 que se encuentra en los suplementos vitamínicos se absorbe de forma adecuada incluso en presencia de una menor acidez estomacal.

Almacenamiento inadecuado

Los trastornos hepáticos pueden interferir en el almacenamiento de la vitamina B12.

Síntomas

La anemia por carencia de vitamina B12 se desarrolla de forma gradual, de manera que el organismo se puede adaptar un poco. En consecuencia, los síntomas pueden parecer leves incluso si la anemia es grave.

Los síntomas de la anemia son:

  • Palidez

  • Debilidad

  • Fatiga

Si la anemia es grave, se observa dificultad respiratoria, mareos y aumento de la frecuencia cardíaca. En ocasiones, el bazo y el hígado aumentan de tamaño. Los adultos jóvenes que sufren anemia perniciosa (debido a la ausencia del factor intrínseco) son más propensos a desarrollar cáncer de estómago y otros cánceres gastrointestinales.

Si existe daño neurológico, afecta primero y con más frecuencia a las piernas que a los brazos. Se siente hormigueo en los pies y en las manos, con pérdida de sensibilidad en las piernas, en los pies y en las manos. No se siente la postura en que se encuentran las piernas y los brazos (sensibilidad postural), ni se perciben las vibraciones. Puede desarrollarse debilidad muscular leve o moderada, y perder reflejos. Se hace difícil caminar,

y puede sentirse confusión, irritabilidad y depresión leve. La carencia avanzada de vitamina B12 puede causar delirio y paranoia, y afectar a la función mental, hasta derivar en demencia.

Diagnóstico

  • Análisis de sangre

  • A veces, en las personas más jóvenes, prueba de Schilling

  • A veces, endoscopia

Por lo general, se sospecha carencia de vitamina B12 cuando se observan glóbulos rojos anormalmente grandes en los análisis de sangre, pero también cuando existen síntomas característicos de daño neurológico, como hormigueo e insensibilidad. En este caso, se deberá medir la concentración de vitamina B12 en sangre. También se suele determinar la concentración de ácido fólico en sangre para descartar su carencia, que podría ser otra causa de la presencia de glóbulos rojos grandes.

Si se confirma un déficit de vitamina B12 en una persona de edad avanzada no se hacen más pruebas, ya que la causa, una menor acidez estomacal, no suele ser grave. Si se trata de una persona joven pueden hacerse otras pruebas para establecer la causa, incluidos otros análisis de sangre. Por lo general, estos análisis (como la prueba de Schilling) se centran en detectar el factor intrínseco.

En la prueba de Schilling se administran dos dosis de vitamina B12. La primera está marcada con una pequeña cantidad de sustancia radiactiva y se toma por vía oral. La segunda consiste en una inyección de una cantidad mayor de vitamina B12 que no está marcada radiactivamente. Después de administrar la inyección, se mide la cantidad de vitamina B12 marcada que está presente en la orina, para determinar si el cuerpo absorbe una cantidad adecuada. Si no lo hace, la carencia queda confirmada y se repite la prueba para comprobar la causa. Esta vez, se administra factor intrínseco junto con vitamina B12 por vía oral. Si ahora el cuerpo absorbe más vitamina, entonces la carencia está causada por la ausencia de factor intrínseco.

La endoscopia (uso de un tubo flexible de visualización para explorar directamente estructuras internas) permite verificar si hay destrucción de las células del estómago que producen el factor intrínseco.

Prevención y tratamiento

  • Suplementos de vitamina B12

  • Para las personas con daño neurológico, vitamina B12 administrada por vía intravenosa

Se recomienda administrar suplementos de vitamina B12 a los lactantes de madres veganas desde el mismo momento del nacimiento, para prevenir la carencia.

Los ancianos con carencia de vitamina B12 mejoran tomando suplementos de vitamina B12, ya que el déficit suele ser consecuencia de las dificultades para absorber la vitamina de la carne; resulta más fácil absorberla de los suplementos que la de la carne.

El tratamiento de la carencia de vitamina B12 y de la anemia perniciosa consiste en la administración de suplementos de vitamina B12 en dosis altas. En casos de carencia asintomática, se administra por vía oral. Los análisis de sangre periódicos permiten verificar que la concentración de vitamina B12 vuelve a los valores normales. En presencia de síntomas de daño neurológico, la vitamina B12 se administra en inyección intramuscular. Las inyecciones, que pueden autoadministrarse, tienen una frecuencia diaria o semanal a lo largo de varias semanas, hasta que la concentración de vitamina B12 vuelva a la normalidad. Posteriormente se administran una vez al mes durante un tiempo indefinido, a menos que pueda corregirse el trastorno causal.

La anemia suele remitir en unas 6 semanas, pero los síntomas graves debidos a daño neurológico, como la demencia en las personas mayores, pueden ser irreversibles.