Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Pruebas para detectar trastornos oculares

Por Kathryn Colby, MD, PhD, Professor and Chair, Department of Ophthalmology and Visual Science, The University of Chicago Medicine & Biological Sciences

Pueden realizarse varias pruebas para confirmar un problema o para determinar su extensión y gravedad. Cada ojo se explora por separado.

Angiografía

En general, la angiografía consiste en inyectar un colorante en los vasos sanguíneos para hacerlos más visibles en las pruebas de diagnóstico por la imagen. La angiografía del ojo, sin embargo, utiliza un medio de contraste para hacer que los vasos sanguíneos sean más visibles cuando el médico los explore directamente o los fotografíe.

La angiografía fluoresceínica permite ver claramente los vasos sanguíneos de la parte posterior del ojo. Se inyecta un colorante fluorescente, visible con luz azul, en una vena del brazo. El contraste circula por el torrente sanguíneo, incluyendo los vasos sanguíneos de la retina. Poco después de haber inyectado el contraste, se toma una secuencia rápida de fotografías de la retina, la coroides, la pupila óptica, el iris o una combinación de ellos. El contraste emite fluorescencia en el interior de los vasos sanguíneos, y hace que éstos destaquen. La angiografía fluoresceínica es particularmente útil en el diagnóstico de la degeneración macular, del bloqueo de los vasos sanguíneos de la retina y de la retinopatía diabética. Este tipo de angiografía también se utiliza para evaluar a las personas que puedan necesitar procedimientos con láser en la retina.

La angiografía con verde de indocianina permite ver los vasos sanguíneos de la retina y la coroides. Al igual que en la angiografía con fluoresceína, se inyecta un tinte fluorescente en una vena. Este tipo de angiografía proporciona más detalles de los vasos sanguíneos de la coroides que la angiografía con fluoresceína. La angiografía con verde de indocianina se utiliza para detectar la degeneración macular y el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos en el ojo.

Electrorretinografía

La electrorretinografía permite al médico explorar la función de las células de la retina sensibles a la luz (fotorreceptores), midiendo la respuesta de la retina a los destellos de luz. Se utiliza un colirio para producir un efecto anestésico en el ojo y dilatar la pupila. Se coloca un electrodo en forma de lente de contacto sobre la córnea y otro electrodo, cerca del primero, sobre la piel de la cara. Después de eso se mantienen los ojos abiertos. La habitación está a oscuras y la persona mira fijamente a una luz que emite destellos. Los electrodos registran la actividad eléctrica que se genera en la retina como respuesta a los destellos luminosos. La electrorretinografía es particularmente útil para evaluar algunas enfermedades, como la retinitis pigmentosa, en la que están afectados los fotorreceptores.

Ecografía

Los ojos pueden explorarse mediante ecografía (Ecografía). Se coloca suavemente una sonda sobre el párpado cerrado y se emiten, mediante un procedimiento indoloro, ondas de ultrasonido hacia el globo ocular. Las ondas sonoras reflejadas generan una imagen bidimensional del interior del ojo. La ecografía es útil cuando no puede explorarse la retina con un oftalmoscopio o con una lámpara de hendidura porque el interior del ojo está turbio o porque algo bloquea la línea de visión. Puede utilizarse la ecografía para determinar la naturaleza de ciertas estructuras anómalas en el interior del ojo, como un tumor, o un desprendimiento de retina. Asimismo, con la ecografía pueden explorarse los vasos sanguíneos que irrigan el ojo (ecografía Doppler) y determinar el espesor de la córnea (paquimetría).

Paquimetría

La paquimetría (que consiste en medir el espesor de la córnea) es muy importante en la cirugía refractiva del ojo, como la queratomileusis in situ asistida por láser (LASIK, por sus siglas en inglés).

La paquimetría suele llevarse a cabo mediante ecografía, para o cual se anestesia el ojo con un colirio y se coloca suavemente una sonda ecográfica sobre la superficie de la córnea. La paquimetría óptica no requiere colirio anestésico, ya que los instrumentos no tocan el ojo.

Tomografía de coherencia óptica

La tomografía de coherencia óptica (OCT por sus siglas en inglés) proporciona imágenes de alta resolución de las estructuras en la parte posterior del ojo, como la retina, la coroides y el humor vítreo. Puede utilizarse la OCT para identificar una inflamación de la retina. La OCT es similar a la ecografía, pero utiliza luz en lugar de sonido. Los médicos utilizan la OCT para detectar trastornos de la retina, incluyendo degeneración macular, trastornos que pueden causar el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos en el ojo y glaucoma.

Tomografía computarizada (TC) y resonancia magnética nuclear (RMN)

Estas técnicas de imagen (ver también Tomografía computarizada (TC) y Resonancia magnética nuclear (RMN)) pueden utilizarse para obtener información detallada acerca de las estructuras del interior del ojo y de la estructura ósea que lo rodea (la órbita). Se utilizan para evaluar lesiones en los ojos (sobre todo si se sospecha un cuerpo extraño en el ojo), tumores de la órbita y del nervio óptico, y neuritis óptica.