Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Queratocono

Por Melvin I. Roat, MD, FACS, Jefferson Medical College, Thomas Jefferson University

El queratocono (córnea cónica, estafiloma cónico) consiste en un cambio gradual de la forma de la córnea (la capa transparente situada delante del iris y la pupila), que se vuelve irregular y adopta una forma cónica.

La afección por lo general comienza entre los 10 y los 25 años de edad. Ambos ojos suelen resultar afectados, lo que produce alteraciones significativas de la visión y exige frecuentes cambios en la graduación de las gafas o las lentes de contacto. Aunque la causa es desconocida, la propensión a desarrollar queratocono aumenta si se tiene:

  • Un familiar con queratocono

  • Tendencia a desarrollar muchas alergias (lo que en ocasiones se denomina atopia)

  • Tendencia a frotarse vigorosamente los ojos

  • Laxitud de los párpados

  • Ciertos trastornos del tejido conjuntivo (por ejemplo, síndrome de Ehlers-Danlos, síndrome de Marfan y osteogénesis imperfecta)

  • Síndrome de Down

  • Trastornos evidentes desde el nacimiento y que causan problemas de visión (por ejemplo, amaurosis congénita de Leber, retinopatía del prematuro y ausencia de iris en un ojo o aniridia)

  • Apnea obstructiva del sueño

Las lentes de contacto suelen corregir los problemas de la vista mejor que las gafas, pero a veces el cambio en la forma de la córnea es tan grande que, o bien no pueden usarse lentes de contacto, o bien no consiguen corregir la vista. En casos extremos puede ser necesario un trasplante de córnea (ver Las córneas) para recuperar la visión. La inserción de segmentos de anillos corneales (objetos que cambian la forma de la córnea para ayudar a corregir la refracción) parecen mejorar la visión al permitir una mejor tolerancia de las lentes de contacto. Los segmentos de anillos corneales evitan que ciertas personas necesiten un trasplante de córnea. Los tratamientos con luz ultravioleta que endurecen la córnea han tenido resultados positivos y pueden llegar a ser más frecuentes.