Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Escleritis

Por Melvin I. Roat, MD, FACS, Jefferson Medical College, Thomas Jefferson University

La escleritis es la inflamación profunda y extremadamente dolorosa, junto con coloración púrpura de la esclerótica (la capa blanca dura y fibrosa que recubre los ojos), que puede dañar gravemente la vista.

Es muy frecuente en mujeres de 30 a 50 años de edad. En un tercio de los casos afecta a ambos ojos. La escleritis puede formar parte de ciertos trastornos autoinmunitarios, tales como la artritis reumatoide o el lupus eritematoso sistémico. La mitad de los casos de escleritis tienen una causa desconocida.

Los síntomas son dolor profundo en el ojo, que a menudo afecta al sueño y reduce el apetito. Otros síntomas incluyen sensibilidad ocular, aumento del lagrimeo y sensibilidad a la luz brillante. Aparece enrojecimiento en todo el ojo o en parte de él. En raras ocasiones, la inflamación puede ser tan grave que cause perforación del globo ocular y pérdida del ojo.

El médico diagnostica la escleritis por los síntomas y el aspecto durante un examen con lámpara de hendidura (ver Exploración de los ojos : Exploración con lámpara de hendidura). A veces el área de inflamación se encuentra en la parte posterior del ojo (escleritis posterior), y es necesaria una tomografía computarizada (TC) o una ecografía para confirmar el diagnóstico.

Los médicos suelen administrar corticoesteroides orales (como prednisona). En muy raras ocasiones, los fármacos antiinflamatorios no esteroideos por vía oral son tratamiento suficiente para los casos leves. Si la persona tiene un trastorno autoinmunitario (una disfunción del sistema inmunitario del cuerpo que provoca que el cuerpo ataque a sus propios tejidos), como la artritis reumatoide, o no responde a los corticoesteroides, pueden requerirse inmunosupresores, como ciclofosfamida o azatioprina.