Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Cánceres que afectan la retina

Por Sunir J. Garg, MD, FACS, Associate Professor of Ophthalmology;Physician, Thomas Jefferson University;The Retina Service of Wills Eye Hospital

Los cánceres que afectan la retina suelen aparecer en la coroides, una densa capa de vasos sanguíneos que suministran sangre a la retina. La coroides se encuentra entre la retina y la esclerótica (la capa blanca externa del ojo). Como la retina depende de la coroides para su soporte y la mitad de su irrigación sanguínea, es muy probable que una lesión en la coroides causada por un cáncer afecte la vista.

Melanoma coroideo

El melanoma coroideo es un cáncer que se origina en las células productoras de pigmento (melanocitos) de la coroides. Es el cáncer más habitual que se origina en el ojo. Es más frecuente en las personas de origen caucásico, y menos en las de piel oscura. Se presenta con mayor frecuencia entre los 55 y los 60 años de edad.

Síntomas

Por lo general, este cáncer no afecta a la vista en su fase inicial, pero más tarde puede ocasionar visión borrosa y desprendimiento de retina, con síntomas como destellos de luz, un velo o una cortina delante del campo visual, o un incremento repentino o un cambio de puntos en el ojo (objetos que parece que se muevan a través del campo visual). Los melanomas, sobre todo si son grandes, pueden extenderse por dentro de la órbita o diseminarse a través del torrente sanguíneo (metastatizar) a otras partes del organismo, y provocar la muerte.

Diagnóstico

  • Exploración médica del ojo

  • Otros estudios

El diagnóstico precoz del melanoma coroideo es importante porque los tumores más pequeños son más fáciles de curar.

El diagnóstico se establece utilizando un oftalmoscopio y realizando pruebas, como la ecografía, la angiografía con fluoresceína y fotografías seriadas.

Tratamiento

  • En caso de pequeños tumores, láser, radiación o un implante

  • Para tumores grandes, extirpación del ojo

Si el melanoma es pequeño, el tratamiento con láser, la irradiación o un implante de materiales radiactivos contribuye a preservar la vista y salvar el ojo.

Si el tumor es grande, puede ser necesario extirpar el globo ocular.

Metástasis coroideas

Las metástasis coroideas son cánceres que se han extendido a la coroides procedentes de otras partes del cuerpo. Puesto que la coroides cuenta con un rico aporte sanguíneo, es fácil que los cánceres de otras partes del cuerpo se propaguen a ella. En las mujeres, el cáncer de mama es la causa más frecuente. En los varones, las causas más frecuentes son el cáncer de pulmón y el de próstata.

Síntomas

A menudo las metástasis coroideas no producen síntomas hasta que se encuentran en fase avanzada. Los síntomas, cuando aparecen, suelen ser pérdida de la visión o síntomas de desprendimiento de la retina tales como moscas volantes, destellos de luz, visión borrosa y un velo o cortina a través del campo de visión. La pérdida de visión puede oscilar entre leve y grave.

Diagnóstico

  • Exploración médica del ojo

  • Generalmente ecografía

  • Biopsia

A veces el diagnóstico de las metástasis coroideas se realiza durante una revisión oftalmológica sistemática con un oftalmoscopio. El diagnóstico puede apoyarse en una ecografía,

y su confirmación puede requerir el uso de una aguja fina para extraer una muestra de tejido, que será examinada al microscopio (biopsia).

Tratamiento

  • Quimioterapia y/o radioterapia

Normalmente las metástasis coroideas se tratan con quimioterapia, radioterapia o ambas.