Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Excrecencias en los párpados

Por James Garrity, MD, Mayo Clinic

Sobre los párpados pueden aparecer excrecencias no cancerosas (benignas) y cancerosas (malignas).

Xantelasma

Una de las variedades más habituales de tumores benignos es el xantelasma, un bulto plano de color entre blanco y amarillo, formado por la acumulación de materia grasa. No es un verdadero tumor, porque no es un crecimiento anómalo de tejido nuevo. Puesto que los xantelasmas pueden indicar unos valores altos de colesterol (sobre todo en personas jóvenes), el médico determina el nivel de colesterol con un análisis de sangre. No es necesario extirpar los xantelasmas, a menos que su aspecto sea desagradable.

Carcinoma basocelular del ojo

El carcinoma de células basales (carcinoma basocelular, ver Carcinoma basocelular) es un tipo de cáncer de piel que se produce con frecuencia en los márgenes de los párpados, en el ángulo interno de los ojos y en la parte superior de las mejillas. El diagnóstico se basa en los resultados de la biopsia (extracción de una muestra de tejido para su examen al microscopio). Lo más habitual es la extirpación quirúrgica de la excrecencia.

¿Sabías que...?

  • Una excrecencia en el párpado que persista durante semanas debe ser extirpada y examinada al microscopio (biopsia) para descartar que se trate de un cáncer.

Otras excrecencias cancerosas de los párpados

Aunque son menos frecuentes, también pueden desarrollarse en el párpado carcinomas de células escamosas (ver Carcinoma espinocelular), carcinomas de las glándulas de Meibomio (cáncer de las glándulas del párpado) y melanomas (ver Melanoma). Si una excrecencia en el párpado no desaparece tras varias semanas, el médico debe realizar una biopsia. Lo más habitual es la extirpación quirúrgica de la excrecencia. A veces los tumores de los párpados se confunden con otros trastornos oculares (por ejemplo, blefaritis [ver Blefaritis] y chalazión [ver Chalazión (calazio) y orzuelo]), por lo que el médico suele realizar una biopsia de cualquier excrecencia que no responda a los tratamientos iniciales.

Recursos en este artículo