Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Zumbidos o pitidos en los oídos

Acúfeno (tinnitus)

Por Debara L. Tucci, MD, MS, Duke University Medical Center

Los zumbidos o pitidos en los oídos (acúfenos o tinnitus) son sonidos que se originan en el oído y no en el ambiente. Se trata de un síntoma y no de una enfermedad específica. Los acúfenos son muy frecuentes, entre el 10 y el 15% de las personas experimentan este trastorno auditivo en mayor o menor grado.

El ruido percibido por las personas afectadas con acúfenos puede ser un sonido tipo zumbido, tintineo, rugido, silbido o siseo, y con frecuencia se asocia a pérdida auditiva. Algunas personas oyen sonidos más complejos que pueden variar en diferentes momentos. Estos sonidos son más apreciables en un entorno tranquilo y cuando no se está concentrado en alguna otra cosa. De este modo, el acúfeno tiende a ser más molesto cuando se trata de conciliar el sueño. Sin embargo, la experiencia del acúfeno varía mucho de unas personas a otros. Algunos están muy incómodos o preocupados por sus síntomas mientras que otros los encuentran bastante tolerables.

Los acúfenos subjetivos son con mucho el tipo más común. Se deben a una actividad anormal de la zona del cerebro responsable del procesamiento de los sonidos (corteza auditiva). En el momento actual no se comprende bien por qué se produce esta actividad anormal.

Los acúfenos objetivos son mucho menos frecuentes. Se trata de un ruido real generado por alguna estructura situada en la proximidad del oído. A veces se pueden percibir estos sonidos responsables del acúfeno objetivo si se escucha con atención.

Causas

Acúfenos subjetivos

Más del 75% de los trastornos relacionados con el oído incluyen el tinnitus como síntoma. Las causas más frecuentes son:

  • Exposición a ruidos o explosiones fuertes (traumatismo acústico)

  • Envejecimiento

  • Ciertos medicamentos pueden dañar el oído (fármacos ototóxicos)

  • Enfermedad de Ménière (ver Enfermedad de Ménière)

Otras causas consisten en infecciones del oído medio, trastornos que bloquean el conducto auditivo externo (como una infección del oído externo [otitis externa], cerumen excesivo o cuerpos extraños), problemas relacionados con la trompa de Eustaquio (que conecta el oído medio y la parte posterior de la nariz) debido a alergias u otras causas de obstrucción y la otosclerosis (trastorno debido a un crecimiento óseo excesivo en el oído medio). Una causa poco frecuente pero grave es un neurinoma del acústico, un tumor benigno (no canceroso) de parte del nervio que sale desde el oído interno.

Acúfenos objetivos

Por lo general, el tinnitus objetivo ocasiona un ruido originado en los vasos sanguíneos próximos al oído. En estos casos, el sonido se aprecia con cada latido cardíaco (pulsátil). Las causas son:

  • Flujo turbulento a través de la arteria carótida o la vena yugular

  • Ciertos tumores del oído medio que poseen abundantes vasos sanguíneos

  • Una malformación de los vasos sanguíneos de la membrana que recubre el encéfalo

El ruido más común es el sonido del flujo sanguíneo rápido o turbulento en los grandes vasos del cuello. Este flujo de sangre anormal se puede producir debido a una disminución del número de glóbulos rojos (anemia) o a una obstrucción de las arterias (ateroesclerosis) y puede empeorar en los pacientes con presión arterial alta mal controlada (hipertensión). Algunos pequeños tumores del oído medio, denominados tumores glómicos, son ricos en vasos sanguíneos. Aunque estos tumores son pequeños, están muy próximos a las estructuras que perciben los sonidos en el oído, y a veces, se puede escuchar el flujo de sangre a su través (sólo en un oído). En ocasiones existen malformaciones de los vasos sanguíneos que implican conexiones anormales entre las arterias y las venas (malformaciones arteriovenosas) que se localizan en la membrana que recubre el encéfalo (duramadre). Si estas malformaciones se sitúan cerca del oído, el paciente a veces puede oír como fluye la sangre a su través.

Con menor frecuencia, los espasmos de los músculos del paladar o de los pequeños músculos del oído medio causan chasquidos. Estos sonidos no siguen el ritmo del pulso. A menudo, los espasmos no tienen una causa conocida, pero pueden deberse a tumores, traumatismos craneoencefálicos o enfermedades que afectan al recubrimiento de los nervios (por ejemplo, esclerosis múltiple).

Valoración

No todos los acúfenos requieren una valoración por un médico. La siguiente información puede ayudar a decidir si es necesaria la evaluación de un médico y a saber qué esperar durante esta.

Signos de alarma

Ciertos síntomas y características son motivo de preocupación. Entre estos factores se incluyen los siguientes:

  • El acúfeno afecta a un solo oído

  • Cualquier síntoma neurológico (excepto la pérdida de audición), en especial, alteraciones del equilibrio o problemas para caminar, pero también vértigo o dificultad para ver, hablar, tragar y/o hablar

Cuándo acudir al médico

Las personas con signos de alarma deben acudir al médico de inmediato. Los pacientes sin signos de alarma en los que se ha desarrollado un acúfeno recientemente deben solicitar cita con su médico, al igual que los pacientes con acúfenos pulsátiles. La mayoría de los pacientes con tinnitus y sin signos de alarma sufren acúfenos de larga evolución. Pueden comentar este trastorno con su médico y ser atendidos en un momento conveniente para ambos.

Actuación del médico

En primer lugar, el médico pregunta acerca de los síntomas del paciente y su historial médico. A continuación, realiza una exploración física. Los antecedentes clínicos y la exploración física a menudo sugieren la causa del tinnitus y las pruebas que pueden ser necesarias ( Algunas causas y características de los acúfenos).

Durante la historia clínica, el médico pregunta sobre:

  • La naturaleza de los acúfenos, incluyendo si es en uno o ambos oídos, y si es constante o pulsátil

  • Si el paciente tiene síntomas neurológicos

  • Si ha estado expuesto a ruidos fuertes o medicamentos que puedan afectar a los oídos

Durante la exploración el médico se centra en el examen de los oídos (incluyendo la capacidad auditiva) y del sistema nervioso. También escucha (ausculta) con un estetoscopio sobre y cerca de la oreja de la persona y en el cuello en busca del sonido responsable de los acúfenos objetivos. Los hallazgos a menudo sugieren alguna causa ( Algunas causas y características de los acúfenos).

Algunas causas y características de los acúfenos

Causa

Características comunes*

Pruebas

Acúfenos subjetivos (por lo general un tono constante acompañado de cierto grado de pérdida de audición)

Traumatismo acústico (pérdida de audición inducida por el ruido)

Antecedentes de exposición ocupacional o recreativa al ruido

Pérdida de audición

Exploración por un médico

Envejecimiento (presbiacusia)

Pérdida de audición progresiva, a menudo con antecedentes familiares

Exploración por un médico

Barotrauma (lesión en el oído debido a un cambio brusco de presión)

Antecedente claro de lesión en el oído

Exploración por un médico

Tumores cerebrales (tales como neurinoma del acústico o meningioma)

Tinnitus y con frecuencia pérdida de audición en un solo oído

A veces, otras alteraciones neurológicas

RMN con gadolinio

Audiometría

Fármacos (especialmente aspirina o ácido acetilsalicílico, antibióticos aminoglucósidos, ciertos diuréticos y algunos quimioterápicos, incluyendo cisplatino)

Acúfenos que afectan a ambos oídos y que aparecen poco después de comenzar a utilizar el fármaco

Con excepción de la aspirina (ácido acetilsalicílico), también es posible que se produzca pérdida de audición

Con antibióticos aminoglucósidos, se pueden producir mareos y problemas de equilibrio

Exploración por un médico

Disfunción de la trompa de Eustaquio

A menudo, antecedentes de larga evolución de disminución de la audición y resfriados frecuentes, y dificultad para destapar los oídos en los viajes en avión u otros cambios de presión

Puede ser en uno o ambos oídos (a menudo un oído más afectado que el otro)

Audiometría

Timpanometría

Infecciones (como otitis media, laberintitis, meningitis o sífilis)

Antecedentes de la infección en cuestión

Exploración por un médico

Enfermedad de Ménière

Episodios repetidos de pérdida auditiva, tinnitus, y/o sensación de plenitud en un oído y vértigo intenso

Audiometría

Pruebas vestibulares

RMN con gadolinio para descartar un neurinoma del acústico

Obstrucción del conducto auditivo externo (debido a cerumen, cuerpo extraño u otitis externa)

Solo afecta a un oído

Anomalías visibles durante la exploración del oído, incluyendo secreción en la otitis externa

Exploración por un médico

Acúfenos objetivos (típicamente pulsátiles o intermitentes)

Malformaciones de las arterias y las venas (arteriovenosas) de la duramadre

Tinnitus constante y pulsátil en un solo oído

En general, no hay otros síntomas

Puede percibirse un zumbido o un ruido pulsátil sobre el cráneo durante la auscultación

Angiografia por resonancia magnética (ARM o angio-RM) o angiografía convencional

Espasmo de los músculos del paladar o del oído medio

Clic irregular o ruido con sonido mecánico

Pueden presentarse otros síntomas neurológicos (cuando la causa del espasmo es una enfermedad neurológica como la esclerosis múltiple)

Puede observarse un movimiento del paladar y/o del tímpano cuando se producen los síntomas

RMN

Flujo sanguíneo turbulento en la arteria carótida o en la vena yugular

Puede percibirse un zumbido o un ruido pulsátil sobre el cuello durante la auscultación

El ruido puede cesar cuando el médico aplica presión sobre la vena yugular y/o solicita al paciente que gire la cabeza hacia un lado

Exploración por un médico

Tumores vasculares del oído medio (como el tumor glómico)

Tinnitus constante y pulsátil en un solo oído

Durante la exploración puede percibirse un ruido pulsátil sobre el oído afectado

A veces se puede ver el tumor detrás del tímpano cuando se explora el conducto auditivo con un otoscopio

TC

RMN

Angiografía (generalmente se realiza antes de la cirugía)

*Las características incluyen síntomas y los resultados del examen realizado por el médico. Las características que se mencionan son habituales, pero no siempre están presentes.

La mayoría de los médicos rutinariamente realizan una prueba de audición completa (audiometría).

TC = tomografía computarizada; RMN = resonancia magnética nuclear.

Pruebas complementarias

Entre las pruebas que pueden realizarse se encuentran:

A la mayoría de los pacientes se les debe realizar una prueba de audición llevada a cabo bien por el médico o por un técnico en audición (audiólogo). Si el tinnitus afecta a un solo oído y existe pérdida de audición se debe realizar una resonancia magnética (RMN) con gadolinio. Si el tinnitus dura más de 6 meses, afecta a un solo oído y la audición es normal se debe realizar una resonancia magnética nuclear. Los pacientes con un tinnitus pulsátil a menudo requieren una angiografía por resonancia magnética (angio-RM, ver ver Angiografía por resonancia magnética nuclear (angio-RM)) y, a veces, una angiografía convencional.

Tratamiento

Con frecuencia, los intentos para identificar y tratar el trastorno que causa el acúfeno (tinnitus) resultan infructuosos. Sin embargo, en algunos pacientes la corrección de cualquier pérdida de audición (por ejemplo, con un audífono) alivia el tinnitus.

Algunas técnicas pueden ayudar a que el acúfeno sea tolerable, aunque la tolerancia varía de una persona a otra. Muchos pacientes encuentran que el ruido de fondo ayuda a enmascarar el tinnitus y a conciliar el sueño. Algunos utilizan música de fondo. Otros emplean un enmascarador de acúfeno, un dispositivo que se usa como un audífono y que produce un nivel constante de sonidos neutros. En caso de sordera profunda (total), un implante en la cóclea (órgano de la audición) puede reducir el tinnitus, pero esto solo se realiza en pacientes con pérdida auditiva de grave a profunda en ambos oídos. Si estas técnicas habituales no son útiles, la persona afectada puede consultar en centros especializados en el tratamiento del tinnitus.

Conceptos clave

  • La mayoría de los acúfenos se deben a causas que no son peligrosas, por ejemplo, exposición a ruidos fuertes, envejecimiento, enfermedad de Ménière, y el uso de ciertos medicamentos.

  • En muchos casos se desconoce su causa.

  • Los síntomas de alarma incluyen tinitus acompañado de síntomas neurológicos y tinnitus en un solo oído (especialmente cuando se acompaña de pérdida de la audición, mareos y/o alteraciones del equilibrio).

  • Los acúfenos rara vez se puede eliminar aunque ciertas técnicas ayudan al paciente a controlar sus síntomas de manera eficaz.

Recursos en este artículo