Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a los trastornos de la nariz y de los senos paranasales

Por Marvin P. Fried, MD, The University Hospital for Albert Einstein College of Medicine;Department of Otorhinolaryngology, Head and Neck Surgery, Montefiore Medical Center

La parte superior de la nariz está formada por hueso en su mayor parte, y la parte inferior está soportada por cartílago. En el interior de la nariz hay una cavidad hueca (cavidad nasal) dividida en dos conductos por una delgada lámina de cartílago y hueso denominada tabique nasal. Los huesos de la cara contienen los senos paranasales, unos espacios huecos que se abren en la cavidad nasal (ver Nariz y senos paranasales).

Dada su posición prominente, la nariz resulta particularmente vulnerable a los traumatismos, incluidas las fracturas (ver Fracturas nasales); también puede verse afectada por infecciones (ver Infecciones nasales bacterianas), hemorragias nasales (ver Hemorragia nasal), objetos (ver Objetos en la nariz) y pólipos (ver Pólipos nasales). La membrana mucosa de la nariz puede inflamarse (rinitis, ver Rinitis), y la inflamación puede extenderse hasta afectar el revestimiento de los senos paranasales (rinosinusitis).