Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Tabique desviado

Por Marvin P. Fried, MD, Professor and University Chairman, Department of Otorhinolaryngology-Head and Neck Surgery, Montefiore Medical Center, The University Hospital of Albert Einstein College of Medicine

Un tabique desviado es una alteración en la que el tabique nasal está desviado o descentrado, lo que provoca que una de las fosas nasales sea más pequeña que la otra.

En el interior de la nariz se encuentra la cavidad nasal, dividida en dos conductos por el tabique nasal. El tabique nasal está compuesto de hueso y de cartílago, y se extiende desde las fosas nasales hasta la parte posterior de la garganta. Habitualmente, el tabique nasal es recto y está en la línea media entre ambas ventanas nasales. En ocasiones puede estar torcido (desviado), debido a un defecto congénito o a causa de una lesión, y de tal modo que uno de los orificios nasales sea mucho mayor que el otro. La mayoría de las personas tienen alguna desviación poco importante del tabique que hace que uno de los orificios nasales sea más estrecho que el otro.

Síntomas

Una desviación pequeña no suele causar síntomas. No obstante, si la desviación es importante puede obstruir un lado de la nariz, haciendo que la persona sea propensa a la inflamación de los senos paranasales (sinusitis), particularmente si el tabique desviado obstaculiza la evacuación desde uno de los senos paranasales hacia la cavidad nasal.

De igual modo, un tabique desviado puede hacer que la persona sea propensa a hemorragias nasales, debido al efecto de resecamiento ejercido por el flujo de aire sobre la desviación. Otros síntomas pueden incluir dolor facial, cefalea y respiración nocturna ruidosa.

Diagnóstico

  • Evaluación médica

El médico habitualmente puede ver la desviación durante una exploración.

Tratamiento

  • Por lo general, no se aplica tratamiento

  • Cirugía

Una pequeña desviación no suele requerir tratamiento. Si el tabique desviado causa problemas respiratorios o síntomas molestos, puede ser reparado quirúrgicamente. Esto por lo general requiere un procedimiento común, que casi siempre se realiza bajo anestesia general de forma ambulatoria. En la mayoría de los casos, los resultados son muy buenos.