Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Trastornos del oído causados por fármacos

(Ototoxicidad)

Por Lawrence R. Lustig, MD, New York Presbyterian Hospital/Columbia University Medical Center

Muchos medicamentos pueden dañar los oídos (fármacos ototóxicos). Entre los fármacos ototóxicos se encuentran la estreptomicina, la tobramicina, la gentamicina, la neomicina, la vancomicina, ciertos quimioterápicosa (por ejemplo el cisplatino), la furosemida y la aspirina (ácido acetilsalicílico).

Cuando se sufre ototoxicidad causada por fármacos, suelen aparecer uno o más de los siguientes síntomas:

  • Pérdida de audición

  • Vertigo (falsa sensación de movimiento o de rotación) y problemas para caminar y para mantener el equilibrio

  • Acúfenos (ruido en los oídos)

A veces los síntomas son temporales, pero pueden ser permanentes.

Si se desarrolla o no ototoxicidad depende de muchos factores, incluyendo:

  • La cantidad de fármaco tomada

  • La duración del tratamiento

  • La existencia de insuficiencia renal previa

  • La existencia de antecedentes familiares de trastornos del oído causados por fármacos

  • La predisposición genética a los efectos de los fármacos ototóxicos

Cuando los médicos detectan ototoxicidad dejan de administrar el medicamento (a menos que el trastorno a tratar sea potencialmente mortal y no haya otras alternativas). No existe un tratamiento para revertir la ototoxicidad, aunque a veces desaparece por sí sola.

Para evitar dañar al feto, las mujeres embarazadas deben evitar tomar antibióticos ototóxicos. Las personas mayores y aquellas con una pérdida de audición preexistente no deben recibir tratamiento con fármacos ototóxicos si hay otros medicamentos efectivos disponibles. Se tomará la dosis eficaz más baja de un fármaco ototóxico, y esta deberá ser cuidadosamente monitorizada (por ejemplo determinando la concentración del fármaco en sangre cuando sea posible). Si es factible, antes y durante el tratamiento con un fármaco ototóxico debe medirse la capacidad auditiva de la persona, ya que los síntomas no son signos de alarma fiables de los posibles daños causados por el fármaco.