Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Otitis media (aguda)

Por Richard T. Miyamoto, MD, MS, Indiana University School of Medicine

La otitis media aguda es una infección bacteriana o vírica del oído medio.

La otitis media aguda es consecuencia de una infección por virus o bacterias, en general como complicación de un resfriado común o de alergias. La otitis media aguda es más frecuente en los niños que en los adultos (ver Infección aguda del oído medio en niños), y los síntomas y el tratamiento son similares en los adultos y en los niños mayores.

El oído infectado duele, y el tímpano está enrojecido y prominente. La mayoría de las personas con otitis media aguda mejoran sin tratamiento. Sin embargo, como es difícil predecir si los síntomas disminuirán o no por sí solos, algunos médicos tratan a todos los afectados con antibióticos, como la amoxicilina. Otros médicos prescriben antibióticos únicamente si la afección es grave o si los síntomas no han disminuido en 72 horas. Es importante aliviar el dolor, lo que puede lograrse con paracetamol (acetaminofeno) o con antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Los descongestionantes que contengan fenilefrina pueden ser beneficiosos en los adultos (no en niños), y los antihistamínicos son útiles para tratar las alergias, pero no los resfriados.

Si una persona sufre dolor intenso o persistente y fiebre, y si el tímpano protruye, el médico puede realizar una miringotomía, en la cual se realiza una abertura en el tímpano para permitir el drenaje de líquido del oído medio. Esta abertura, que no afecta a la audición, suele curarse sin tratamiento. Las personas con repetidos brotes de otitis media pueden necesitar que se les coloquen unos tubos de drenaje en los tímpanos (tubos de timpanostomía, ver figura Miringotomía: tratamiento de las otitis recidivantes).

Recursos en este artículo