Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Cinetosis

Por Adedamola A. Ogunniyi, MD, Faculty, Department of Emergency Medicine;Assistant Clinical Professor, Harbor-UCLA Medical Center;David Geffen School of Medicine at UCLA

El mareo cinético (también conocido como mareo de automóvil, barco, tren o avión) implica un conjunto de síntomas, en particular náuseas, causados por el movimiento durante los viajes.

  • Al viajar, se sienten naúseas y mareos, seguidos de sudores fríos e hiperventilación.

  • El médico basa el diagnóstico en los síntomas y la situación en que se producen.

  • Existen diversos métodos que ayudan a prevenir el mareo cinético, como mantener la mirada y la cabeza lo más quietas posible, respirar aire fresco y no leer durante el viaje, así como no fumar ni ingerir bebidas alcohólicas antes de viajar.

  • Las galletitas saladas o bebidas como el agua con gas o la gaseosa de jengibre ayudan a aliviar las naúseas, pero a veces es necesario tomar un fármaco por vía oral o escopolamina (administrada en forma de parche transdérmico).

El mareo cinético aparece cuando se estimulan demasiado las zonas del oído interno que ayudan a controlar el equilibrio (como los canales semicirculares), lo que ocurre cuando el movimiento es excesivo. También sucede cuando el cerebro recibe información contradictoria de sus sensores de movimiento, que son los ojos, los canales semicirculares y los sensores musculares (terminaciones nerviosas en los músculos y las articulaciones que proporcionan información sobre la posición corporal). Por ejemplo, la cinetosis ocurre con frecuencia durante un viaje en barco, cuando el barco hace movimientos de cabeceo y balanceo, mientras que la persona mira algo que no se mueve, como una pared. En este caso, el cabeceo y balanceo no coinciden con la inmovilidad de la pared. El cerebro también puede recibir información contradictoria si una persona ve algo que se mueve en exceso a pesar de que ella esté quieta. Se puede recibir este tipo de información contradictoria cuando, por ejemplo, una persona ve una película que ha sido filmada con una cámara que se mueve o juega a un videojuego. La cinetosis también puede ocurrir en un coche u otros vehículos en movimiento o en los parques de atracciones y similares. Los viajeros espaciales también pueden verse afectados.

Factores de riesgo

Algunas personas son más propensas que otras. La cinetosis es más frecuente entre las mujeres y los niños entre 2 y 12 años, así como en las personas propensas a las migrañas, las que tienen laberintitis (un trastorno que afecta el oído interno), están embarazadas o las que tomas anticonceptivos hormonales. El miedo, la ansiedad y la mala ventilación aumentan las probabilidades de padecer mareo cinético o cinetosis.

Síntomas y diagnóstico

Los síntomas comienzan de forma repentina. Se suelen presentar náuseas, una sensación vaga de malestar abdominal, mareos, dolor de cabeza y fatiga. La cara puede palidecer y la persona puede ser incapaz de concentrarse, sentirse somnolienta o tener sudores fríos; el vómito es habitual. Otros síntomas son el aumento de la salivación (en general como preludio del vómito), tragar excesivo aire (aerofagia) e incrementar de forma anómala la frecuencia respiratoria, que se torna más profunda (hiperventilación). La hiperventilación produce sensación de desmayo inminente, mientras que las náuseas y los vómitos producen sensación de debilidad. Los vómitos prolongados tienen como consecuencia un descenso en la presión arterial y deshidratación. Sin embargo, los síntomas tienden a remitir gradualmente al detenerse el movimiento o descender del vehículo. Las personas que se encuentran en un viaje prolongado, como por ejemplo en barco, se van adaptando poco a poco al movimiento (ayudados por los estabilizadores usados en los barcos modernos para minimizar el movimiento) y se recuperan gradualmente.

El diagnóstico de mareo cinético se basa en la descripción de los síntomas y las circunstancias en que aparece.

Prevención y tratamiento

Las medidas incluyen las siguientes:

  • Utilizar la fijación visual (por ejemplo, mirar al horizonte en un barco que se balancea o sentarse en el asiento del conductor mirando al frente mientras se está en un vehículo de motor)

  • Elegir un asiento donde el movimiento se note menos (como en el asiento delantero de un automóvil, un asiento a la altura de las alas de un avión o en la cubierta o cabina delantera/media de un barco)

  • Mantener la cabeza y el cuerpo tan quietos como sea posible

  • Sentarse mirando hacia adelante en una posición reclinada

  • No leer

  • Dormir

  • Respirar aire fresco abriendo una ventana o un ventilador, o salir a cubierta si se va en barco

  • No tomar bebidas alcohólicas (porque pueden empeorar las náuseas)

  • Comer pequeñas cantidades de alimentos ricos en féculas, bajos en grasas y suaves, así como no consumir alimentos de olor o sabor fuerte

  • No comer ni beber en viajes cortos en avión, especialmente si el avión es pequeño

  • Posiblemente, no fumar

Antes de viajar, las personas propensas al mareo cinético pueden pedir a su médico que les recomiende un medicamento de venta libre para prevenirlo. Estos medicamentos deben tomarse antes de que empiecen los trastornos de la cinetosis, ya que tales medidas tienden a ser menos eficaces una vez ya han comenzado los síntomas. Entre dichos fármacos se incluyen la ciclizina, el dimenhidrinato, la difenhidramina, la meclozina, la prometazina (a veces asociada a la cafeína) y la escopolamina (en forma de parche o en pastillas). Todos estos medicamentos pueden causar somnolencia. Dado que pueden causar agitación en lactantes y en niños muy pequeños, estos fármacos no deben ser administrados si no es por prescripción del médico. Las personas que realicen actividades que requieran alerta o concentración (incluida la conducción), no deben tomar estos medicamentos. Estos fármacos tampoco se deben tomar junto con alcohol, pastillas para dormir, sedantes u otras medicinas que también produzcan somnolencia y disminuyan el estado de alerta.

Si aparece cinetosis, pueden aliviarse los síntomas y evitar que empeoren limitando la comida y bebida a alimentos suaves (como las galletas de soda o galletitas saladas) y las bebidas carbonatadas (como la gaseosa de jengibre). La escopolamina, que se administra mediante parche transdérmico, suele ser más eficaz contra las náuseas que otros fármacos orales. Los medicamentos también se aplican en inyección en caso necesario. Si se vomita, se puede administrar un fármaco antiemético, como el ondansetrón o el granisetrón, a veces en inyección o en parche transdérmico.

La adaptación puede ser una estrategia particularmente útil para el tratamiento de la cinecitosis. Cuanto más a menudo una persona se exponga al estímulo, menos probable será que el estímulo provoque una respuesta. Sin embargo, la reacción es específica al estímulo, por lo que una persona que se acaba acostumbrando al movimiento en un gran barco todavía puede experimentar mareo en un pequeño bote.

Algunas personas prueban las terapias alternativas, como el uso de pulseras que aplican acupresión o la estimulación eléctrica, o toman jengibre, para prevenir o tratar la cinetosis. Sin embargo, estos métodos no han demostrado ser eficaces.