Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Lesiones del aparato extensor de la rodilla

Por Danielle Campagne, MD , Assistant Clinical Professor, Department of Emergency Medicine, University of San Francisco - Fresno

(Rotura del tendón del cuádriceps; rotura del tendón rotuliano; fractura de rótula; fractura del tubérculo tibial)

Las lesiones del aparato extensor de la rodilla se producen cuando el sujeto trata de enderezar (extender) su rodilla y un obstáculo se lo impide. Estas lesiones pueden romper el tendón que une el músculo principal del muslo (cuádriceps) con la rótula o el tendón que conecta la rótula con la tibia, o fracturar la rótula o la parte superior de la tibia.

En personas sanas, las lesiones del aparato extensor de la rodilla se producen sólo cuando el traumatismo es de alta energía (como ocurre en una caída desde gran altura o en un accidente de tráfico). Sin embargo, algunas personas pueden encontrarse en situaciones en que estas lesiones son más probables. Estas condiciones incluyen la edad avanzada, la artrosis, y el uso de ciertos fármacos (como los corticosteroides o los antibióticos del grupo de las fluoroquinolonas). Estos sujetos pueden sufrir una lesión de rodilla simplemente al tropezar en las escaleras o al engancharse el pie al caminar.

Extensión de la rodilla

La extensión de la rodilla implica varias estructuras, que pueden lesionarse cuando el sujeto trata de extender su rodilla y algo le impide hacerlo. Estas lesiones incluyen:

  • Un desgarro (una rotura) del tendón del cuádriceps, que une el músculo principal del muslo (cuádriceps) con la rótula

  • Una rotura del tendón rotuliano, que une la rótula a la tibia

  • Una fractura de la rótula o de la parte superior de la tibia

Síntomas

Si existe una rotura completa del tendón, el paciente no puede permanecer de pie o extender la rodilla mientras está sentado. La rodilla suele estar dolorida e hinchada. La rótula puede estar fuera de su posición (desplazada), por encima o por debajo de su localización habitual.

Diagnóstico

  • Radiografías

  • Resonancia magnética nuclear (RMN)

Se realizan radiografías de rodilla. A menudo, las radiografías pueden mostrar si la rótula está desplazada o fracturada, aunque en ocasiones pueden ser normales. Se requiere una resonancia magnética nuclear (RMN) para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento

  • Cirugía

Las lesiones de extensión de la rodilla se reparan mediante cirugía tan pronto como sea posible.

Recursos en este artículo