Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Luxación de hombro

Por Danielle Campagne, MD , Assistant Clinical Professor, Department of Emergency Medicine, University of San Francisco - Fresno

Las luxaciones de hombro se producen cuando la cabeza con forma esférica del hueso del brazo (húmero) sale de su cavidad redondeada en la escápula (omóplato).

  • Cuando se luxa el hombro, por lo general es empujado con fuerza por delante de la articulación.

  • El hombro tiene una aspecto desdibujado y suele ser muy doloroso.

  • A menudo, se puede diagnosticar una luxación de hombro mediante la exploración, pero se realizan radiografías para confirmarla.

  • Se puede colocar la articulación en su posición inicial sin necesidad de cirugía, administrando generalmente fármacos al paciente para ayudarle a tolerar las maniobras de reducción.

El hombro es la articulación que se luxa con más frecuencia. En más del 95% de las luxaciones de hombro, el hueso del brazo se desplaza por delante de la articulación. Pero de vez en cuando, se desplaza por detrás o por debajo. El hueso puede ser empujado por completo fuera de la articulación (luxación) o solo parcialmente (subluxación).

El hombro se luxa cuando una fuerza de intensidad suficiente (como un traumatismo repentino) tira, empuja, o gira el hombro hacia afuera, hacia arriba o hacia atrás. Por lo general, el hombro se desplaza y gira hacia el exterior. Las causas más comunes son las lesiones deportivas (como el bloqueo de un lanzamiento de baloncesto), un accidente de tráfico o una caída.

Cuando se luxa un hombro, los tejidos situados alrededor de la articulación, como los ligamentos, los tendones, los vasos sanguíneos y los nervios, también pueden elongarse o desgarrarse. A veces se produce una fractura, por lo general en la parte superior del hueso del brazo, especialmente en personas mayores de 45 años.

Si el traumatismo fue grave o si la persona afectada, en particular si es menor de 30 años, tiene varias luxaciones (por ejemplo, si continúa realizando actividad deportiva), el hombro puede llegar a ser inestable y es más probable que se vuelva a lesionar.

Síntomas

El hombro puede estar visiblemente fuera de su posición o estar desdibujado. El área alrededor de la articulación puede estar inflamada o amoratada. El dolor suele ser intenso. El sujeto es incapaz de mover el brazo separándolo del tronco. Las luxaciones de hombro también pueden hacer que esté entumecido el músculo del hombro (el deltoides).

La luxación puede causar espasmos en los músculos del hombro, a menudo haciendo que el dolor empeore.

Diagnóstico

  • Exploración física

  • Radiografía

Si una persona sospecha que se ha dislocado el hombro, debe acudir al médico de inmediato. La persona no debe tratar de colocar de nuevo el hombro en su lugar. Si lo hace, puede dañar aún más la zona. Hasta que no pueda ver a un médico, debe mantener el brazo lo más quieto posible, posiblemente con un cabestrillo o una férula y aplicar hielo. El hielo puede ayudar a aliviar el dolor y reducir la inflamación.

El médico pregunta al paciente cómo se produjo la lesión, la intensidad del dolor, y si puede mover el brazo. A menudo se puede diagnosticar una luxación de hombro mediante la exploración. Sin embargo, generalmente se obtienen radiografías para confirmar el diagnóstico y excluir fracturas. Sin embargo, puede que no sea necesario realizar radiografías si el desplazamiento se produjo sin ningún tipo de traumatismo. El médico necesita saber si existe una fractura antes de intentar poner la articulación de nuevo en su lugar.

Tratamiento

  • Maniobras para poner la articulación de nuevo en su posición

  • Un cabestrillo con control de las rotaciones para inmovilizar la articulación

El tratamiento consiste en volver a colocar la articulación en su lugar (reducción). Antes de esta maniobra, se suele administrar al paciente un sedante, analgésicos potentes y/o una inyección de anestésico en la articulación, aunque sigue estando consciente. A veces son capaces de relajarse lo suficiente durante algunos minutos para que el hombro se puede reducir sin utilizar un sedante.

Hay varias maneras de recolocar el hombro en su sitio. Entre estos factores se incluyen los siguientes:

  • Tracción-contratracción: El paciente permanece inmóvil mientras el médico tracciona del brazo afectado hacia abajo y afuera.

  • Rotación externa: Un ejemplo es la técnica de Hennepin. El médico flexiona el brazo y el antebrazo sobre el cuerpo del paciente y, a continuación, gira lentamente el brazo separándolo del tronco.

  • Técnica (masaje) de Cunningham: El médico se sienta frente al paciente y coloca la mano de este sobre su hombro. A continuación, aplica un masaje sobre los músculos de la parte superior del brazo y del hombro y da instrucciones al paciente para que se relaje. La persona afectada puede entonces deslizar su hombro a su posición moviéndolo hacia arriba.

Después de la reducción, se inmoviliza la articulación inmediatamente con un cabestrillo con bloqueo de las rotaciones (Técnicas habituales para inmovilizar una articulación).

Reducción de la luxación de hombro

El paciente se acuesta en una superficie estable. Un ayudante tracciona de una sábana doblada alrededor del tórax del paciente para mantenerle inmovilizado mientras el médico tracciona del brazo afectado hacia abajo y hacia afuera. Esta técnica se denomina tracción-contratracción.

Recursos en este artículo