Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Roturas del tendón de Aquiles

Por Danielle Campagne, MD , Assistant Clinical Professor, Department of Emergency Medicine, University of San Francisco - Fresno

Los desgarros (roturas) del tendón de Aquiles tienen lugar cuando se desgarra el tendón que une los músculos de la pantorrilla con el calcáneo.

Los desgarros del tendón de Aquiles son frecuentes. Se producen con mayor frecuencia en los deportistas y en varones sedentarios de mediana edad, especialmente aquellos con mala forma física que comienzan a realizar una intensa actividad o deporte sin adquirir previamente una forma física adecuada. El tendón es más probable que esté completamente roto en los varones de mediana edad que en los deportistas. Estas lesiones pueden ocurrir cuando el sujeto no ha realizado un calentamiento o un estiramiento suficiente antes de realizar una actividad intensa. Típicamente, la lesión se produce mientras el sujeto corre o salta, especialmente si el deporte requiere cambios rápidos de dirección. El tendón se rompe cuando se produce un desplazamiento del dorso del pie hacia la pierna con demasiada fuerza y demasiado lejos.

En raras ocasiones se produce una rotura del tendón de Aquiles sin causa aparente en personas en tratamiento con fluoroquinolonas (un antibiótico) o corticosteroides.

El tendón puede desgarrarse de forma parcial o completa.

Síntomas

Cuando el tendón de Aquiles se desgarra, la persona afectada siente como una patada detrás del tobillo. La pantorrilla es muy dolorosa y es difícil caminar, sobre todo cuando la rotura es completa. La pantorrilla puede hincharse y contusionarse.

Diagnóstico

  • Evaluación por un médico

  • A veces, una ecografía o una resonancia magnética nuclear

Por lo general, los médicos pueden diagnosticar el desgarro basándose en la exploración física. Si la rotura es completa, a menudo el sujeto lo percibe.

Si los resultados de la exploración física son normales, pero el médico aún sospecha una rotura, se realiza una ecografía para confirmar el diagnóstico. Si no está disponible, se lleva a cabo una resonancia magnética nuclear (RMN).

Tratamiento

  • Se debe remitir a la persona afectada a un traumatólogo

  • En roturas parciales y en algunas roturas completas, una férula o una ortesis

  • En algunas roturas completas, cirugía

Los sujetos con una rotura del tendón de Aquiles generalmente se remiten a un traumatólogo.

En las roturas parciales y en algunas roturas completas, se aplica una férula de tobillo o una ortesis de quita y pon. Ésta se usa durante 4 semanas.

Algunos desgarros completos se reparan mediante una intervención quirúrgica.

Si las roturas parciales siguen siendo sintomáticas pasados 3 meses o más, también pueden ser reparadas quirúrgicamente.

Recursos en este artículo